El Arrendamiento de las Casas de Moneda Mexicanas

 

Al terminar la Guerra de Independencia Agustín de Iturbide se proclamó Emperador de México en Mayo de 1822, su imperio duro poco ya que abdico en Marzo de 1823.

Durante su administración se acuño moneda en oro, plata y cobre en 1822 y 1823. Más las acuñaciones de origen Virreinal continuaron en las Casas de Moneda de Durango, Guadalajara, Guanajuato y Zacatecas hasta 1822, aún se podría ver el busto de Fernando VII.

Una vez concluido su Imperio el Congreso de la Republica promulgo la Constitución de 1824. En lo Monetario se emitió una ley el 1 de Agosto de 1823, que mandaba a todas las cecas de la Republica a que solo utilizaran los troqueles elaborados en la Casa de Moneda de México, esto con la finalidad de darle uniformidad a la Moneda.

Otra importante ley se decretó el 4 de Agosto de 1824 en el que concedía a los estados autorización para crear Casas de Moneda y percibir ingresos derivados de su operación. Para supervisar la calidad de acuñación el Congreso determino en el Artículo 50 Constitucional que todas las monedas deberán de tener el mismo peso, ley, valor, tipo y denominación.

8

La Casa de Moneda capitalina aun sufría crisis mientras se robustecían las acuñaciones de las más de 6 cecas provinciales, las primeros decadas del México Independiente no fueron del todo buenos para la fábrica de moneda más antigua del continente. Los principales problemas que hacían poco funcional este establecimiento eran agotamiento de material de trabajo, falta de renovación y mantenimiento de maquinaria, decadencia de minerales, y por supuesto la fuerte competencia en el interior del país.

Por otro lado una de las cecas que presentaron mejores ganancias fue la de Zacatecas, en 1831 el Gobernador del estado Francisco García Salinas mencionaba que se seguían perfeccionado las labores de acuñación y que en ninguna otra ceca se pagaba tan pronto a los trabajadores. Dos años más tarde el Gobernador informaba que se ampliaría y adecuaría mejor la Casa de Moneda de Zacatecas con el objetivo de incrementar su volumen de acuñación, y en que en solo dos años (1831 a 1833) la fábrica había acuñado la increíble cantidad de 9.5 millones de pesos.

Parte del éxito de esta ceca se debe a que en Fresnillo (a las afueras de Zacatecas) se encuentra la Mina de Real de Minas del Fresnillo la cual opera desde 1554, en 1831 se modernizo logrando extraer mayor cantidad de metal.  Aun hoy en día se sigue extrayendo plata de esa mina y es la mayor mina de plata en el mundo.

Cuando el Congreso permitió en 1824 la apertura de varias Casas de Moneda en la Republica era con los objetivos de fomentar la minería, el comercio pero por otro lado también para aumentar la recaudación fiscal.

Para descargar esta tabla en formato PDF CLICK AQUÍ

Arrendamiento de Casas de Moneda en México 1824-1895*

Ceca

Apertura

Clausura

Arrendamiento en Orden Cronológico.

Álamos Sonora 1862 1895 La Casa de Moneda de Hermosillo fue arrendada entre un convenio con el gobierno del estado y los empresarios Quintín Douglas, Guillermo Miller y Robert Symond. El gobierno de Sonora dio un contrato de arrendamiento a estos empresarios por 20 años (aunque fue cancelado antes de ese tiempo) con derecho a establecer una sucursal en Guaymas o Álamos, los empresarios abrieron la sucursal en Álamos en 1862, más los trabajos de acuñación comenzaron hasta 1864. En 1871 el gobierno recupero el control de ambas cecas antes del término del contrato de 20 años. En 1876 el contrato de arrendamiento fue renovado para ambas cecas a cargo de Robert Symond de la Compañía Limitada Central hasta su clausura en 1895.
Hermosillo Sonora* 1861 1895
Chihuahua Chih. 1831 1895 En sus primeros años fue operada por el Gobierno Local, fue hasta 1839 que el empresario Juan Kelly la arrendo en un contrato que resultaba con muchas pérdidas para el gobierno. Tiempo después fue arrendada por Enrique Müller y Socios de 1863 a 1874. En 1874 el gobierno recupero su administración hasta 1879 año en que la vuelve a arrendar un grupo de empresarios chihuahuenses formado por Luis Terrazas, Luis Faudoa, Félix Francisco Maceira, Miguel Salas y Ramón Luján, representados por su apoderado Gustavo Sommer el contrato seria de 1880 hasta su clausura en 1895. Destaca que este grupo de empresarios eran también los principales accionistas del Banco Mexicano de Chihuahua.
Guadalupe y Calvo Chih. 1843 1851 Arrendada de 1843 A 1849 por la Guadalupe y Calvo Mining Company (de origen inglés). En 1849 el contrato fue traspasado a Jecker Torre y Compañía cuya mala administración llevo a esta ceca al cierre, los mineros preferían llevar su mineral a la Casa de Moneda de Culiacán, se clausura en 1851.
San Luis Potosí, S.L.P. 1827 1893 En 1857 la Casa de Moneda Potosina es arrendada al Sr. Cayetano Rubio. En 1876 se firma un contrato de arrendamiento que duraría hasta la clausura de la Ceca Potosina en 1893 con los empresarios Luis Víctor García y Vicente Irizar
Real del Catorce S.L.P 1863 1869 No se arrendo, el gobierno estatal y federal la subsidio
México (capital) 1535 A la fecha En 1847 se procedió a su arrendamiento a la MacKintosh Mint Company. Esta empresa inglesa adquirió maquinaria nueva y trasladó la producción a la Casa del Apartado (donde se ubica actualmente el Museo Numismático Nacional). En 1893 es concluido el contrato de arrendamiento y pasa a manos del Gobierno Federal.
Guanajuato 1824 1900 Esta productiva Casa de Moneda tuvo el primer contrato de arrendamiento en 1825. Firmado por la Compañía Minera Inglesa Manning y Marshall con razón social Manning y Mackintosh posteriormente Compañía Anglo-Mexicana. El contrato duro bastante tiempo; 49 años. De 1874 a 1876 el gobierno la recupero.  Más el contrato fue renovado en 1876 al mismo arrendatario anterior la Compañía Guanajuatense Zacatecana (antes Anglo-Mexicana) este trato fue hasta 1895, los ultimo cinco años de vida estuvo a cargo de la Casa de Moneda de la Ciudad de México hasta su clausura en 1900
Zacatecas 1824 1905 De 1824 a 1842 estuvo bajo la administración del gobierno del estado, en estos años se trasformó en una de las cecas más productiva y con mayor utilidades de todo el país. En 1842 fue arrendada por primera vez a la Compañía Minera Inglesa Manning y Marshall con razón social Manning y Mackintosh posteriormente Compañía Anglo-Mexicana. El contrato al igual que en la Casa de Moneda de Guanajuato fue largo, se otorgaron prologas en 1853, 1857, 1861 y 1872. Fue entregada al gobierno federal en 1874. En 1876 fue arrendada por última vez  a la Compañía Guanajuatense Zacatecana (antes Anglo-Mexicana) hasta 1895, año en que el gobierno federal recupera todas las fábricas de moneda. Sus ultimos diez años de 1895 hasta su clausura en 1905 permaneció bajo el mando de la Casa de Moneda de la Ciudad de México
Culiacán 1846 1905 Desde 1834 se planeó su establecimiento conto con avanzada maquinaria y amplias instalaciones. Las acuñaciones comenzaron en 1846. Fue arrendada de 1846 a 1852 también por la Guadalupe y Calvo Mining Company. En 1852 el Presidente Santa Anna cancelo el contrato de arrendamiento en operación, la ceca fue administrada por el gobierno de 1852 a 1855, en ese último año fue arrendada a Manuel García Granados (Presidente de Guatemala), después de 15 años de arrendamiento en 1870 el gobierno la recupero, en 1876 se vuelve a arrendar Robert. R. Symon y Compañía después Compañía Limitada Central  hasta 1895 que se cancelan todos los contratos de arrendamiento en la nación. De 1895 a 1905 estuvo bajo el mando de la Casa de Moneda de la Ciudad de México.
Guadalajara 1823 1895 En un principio la arrendo Gama y Compañía. De 1868 hasta 1879 fue sostenida por el gobierno estatal. En 1879 fue arrendada a la Compañía Limitada Central de Robert Symon y Socios hasta su clausura.
Oaxaca 1858 1893 Arrendada a Ignacio Mejía (Gobernador de Oaxaca y Puebla, Ministro de Guerra y Marina) de 1858 a 1872. De 1872 hasta su clausura en 1893 fue subsidiaria por el gobierno federal. Siempre presento montos de acuñación bajos, perdidas y escasas utilidades.
Estado de México (Tlalpan) 1828 1830 No se arrendo, el gobierno estatal y federal la subsidio
Durango 1824 1895 De 1823 a 1829 la ceca Duranguense estuvo bajo la administración del estado, fue hasta 1829 que se firma un contrato con Manuel  Blas de Fer, y  José Antonio Pescador (Gobernador de Durango 1830 a 1832) por el término de 10 años para amonedar oro y plata, el contrato duro de 1829 a 1844. En 1845 se decreta el arrendamiento de la casa de moneda al Sr. D. Hermán Stahlknech (Socio de la Fabrica del Tunal, y con influencias en el gobierno de Santa Anna) .De 1853 a 1857 el control de la ceca estuvo en el gobierno estatal. De nuevo fue arrendada en 1857 al Sr. José Patricio de la Bárcena (Gobernador de Durango de 1856 a 1858) por un plazo de diez años. De 1864 a 1866  la Casa de Moneda estuvo intervenida por las fuerzas Imperiales. De 1866 a 1879 estuvo bajo el control del Gobierno Federal. Finalmente en  1879 fue arrendada a la Compañía Limitada Central de Robert Symon y Socios hasta su clausura en 1895. El contrato fue prolongado en 1883 y 1888.

Notas:

*Se considera el fin de la Época de Arrendamiento cuando el gobierno da por concluidos los contratos a particulares en 1895

*La Casa de Moneda de Hermosillo acuño moneda desde la decada de 1830, más fueron acuñaciones ilegales.(Para conocer más de este tema CLICK AQUÍ)

Para descargar esta tabla en formato PDF CLICK AQUÍ

Los contratos de arrendamiento eran un estupendo negocio, generalmente se firmaban con empresarios ligados al poder por lo que general recibían muy buenas prestaciones y oportunidades (algo que le afectaba al Gobierno Federal). El primer contrato en llevarse a cabo fue en la Casa de Moneda de Guanajuato en 1825 con la firma Manning y Mackintosh.

Pasaron las décadas y cada vez más políticos se percataron que lo que en un principio se pensó como un gran negocio estaba dejando de serlo, cada vez los arrendatarios obtenían mayor control y más utilidades en sus negocios dejando al gobierno a un lado.

Durante las vastas  presidencia de Santa Anna autorizo y dio múltiples prologas a varios contratos de arrendamiento muchos de ellos desiguales, lo que poco a poco propicio las ideas de un solo control por parte de la autoridad central o incluso una sola ceca operando.

Cuando Benito Juárez llega al poder se decide por llevar esto acabo, su sucesor Lerdo de Tejada continua co su legado recuperando una por una todas las fábricas de moneda en el poder de particulares, así en el lapso de 1867 a 1872 (Benito Juárez) y de 1872 a 1876 (Lerdo de Tejada) se recuperan casi todas las cecas de la Republica, lo que sería todo un éxito para el gobierno.

El problema llego en 1876 cuando Porfirio Díaz desconoce a Lerdo de Tejada y a través del Plan de Tuxtepec se levanta en armas, al llegar a la presidencia necesitaba de recursos urgentemente por lo que decide volver a arrendar todas las Casas de Moneda a particulares a cambio de préstamos. Como podemos ver en la tabla de 1876 en adelante la gran mayoría de cecas regresan a manos de particulares.

Hubo dos grandes empresarios que en su poder tuvieron varias fábricas de moneda. La Compañía Guanajuatense-Zacatecana,  (antes Compañia Anglo-Mexicana)  de los Mackintosh y la Compañía Limitada Central de Robert Symond, en su conjunto produjeron más de un 85% de la producción nacional en oro y plata en el país en toda la época de los arrendamientos.

En 1871 el congreso le otorgo facultades extraordinarias al poder ejecutivo, algo que aprovecho el Ministro de Hacienda el Sr. Matías Romero para impulsar una de sus ideas más ambiciosas, recuperar para el gobierno la administración de las cecas Mexicanas, resaltando que el arrendamiento causaba daños al erario público  y a la minería.

2

Para 1888 Díaz había logrado estabilizar su poder y a la nación, por lo que en 1888 firmo la última prologa para el arrendamiento de casas de moneda, lo exitoso fue que logro reunir a todos los particulares de las cecas para uniformar los contratos.

En 1892 Romero toma de nuevo el cargo de Secretario de Hacienda y con el apoyo de Díaz envía al congreso el 2 de Diciembre de 1892 una propuesta para finalizar todos los contratos de arrendamiento, uno de los argumentos que utilizo Matías Romero para llevar acabo su objetivo fue la caída de los precios de la plata que poco a poco afectaban  las finanzas del negocio de la minería y del gobierno, otro punto fue la consolidación del papel moneda el cual restaba poder a la moneda, por ultimo añadió que el Ferrocarril hacia innecesario la existencia de tantas cecas ya que ahora las vías de comunicación permitían transportar moneda a cualquier rincón del país.

Su propuesta fue aprobada y desde 1893 fueron cancelados todos los contratos e indemnizados todos los arrendatarios (ya que algunos contratos tenían fecha de término posterior a 1893). La primera Casa de Moneda en ser recuperado fue la de la Ciudad de México, posteriormente San Luis Potosí,

Finalmente el 15 de Junio de 1895 el Presidente Porfirio Díaz declaro oficialmente concluidos todos los contratos y clausuradas todas las fábricas de moneda a excepción de Zacatecas, Guanajuato, Culiacán, las cuales quedarían bajo la disposición de la ceca matriz, la de la Ciudad de México, todas a cargo del gobierno federal.

En 1900 se cerró la ceca Guanajuatense quedando en su ligar solo una oficina de ensaye, el 31 de Marzo se clausuro también Zacatecas y Culiacán dejando también una oficina de ensaye en ambas,

A partir de ese día solo quedo en operaciones la Casa de Moneda de México. Y hasta ahora el privilegio de acuñación de moneda es exclusivo del gobierno.

Estimado lector: El presente articulo se encuentra al igual que todos los de este Blog en actualización constante, si usted tiene más información o desea hacer alguna corrección no dude en contactar al autor.

Fuentes:

José Antonio Bátiz, José Enrique Covarrubias. (1998). La Moneda en México 1750-1920. México .D.F: Instituto de Investigaciones Mora.

Varios Autores. (2014). Escudos, Reales, Pesos y Centavos. México D.F.: Banco de México.

Juan Fernando Matamala. (2005). Las Casas de Moneda Foráneas 1810-1905. En La Acuñacion en México 1535-2005(-). México D.F.: Casa de Moneda de México.

Raúl Gónzalez Avelar. (2010). Historia Numismatica de Durango. Durango, Durango: Congreso del Estado de Durango..

Neil Utberg (1963), The Coins of Mexico, Edinburg Texas.

Agradezco a Mario Gómez Porras por su colaboración.

contacto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s