El origen del Banco Nacional de México.

 

Las firmas o casas  mercantiles controlaban gran parte de la economía y finanzas del siglo XIX, con promesas de pago, libranzas, pagarés y letras de cambio se hacían las principales transacciones a falta de metálico, o bien tratándose de grandes cantidades, se necesitaba homogeneizar el mercado financiero ante la imposibilidad del gobierno, es por eso que comerciantes ingleses (los cuales  ya habían incursionado en el comercio de la plata, algodón, café entre otros), propusieron la fundación de una institución de crédito con el fin de administrar los desastrosos recursos gubernamentales entre los que destacaban los ingresos aduanales. Los empresarios ingleses promovieron desde Londres la fundación del banco de Londres México y Sudamérica fundado en Mayo de 1864.

México requería de un sistema centralizado de crédito y emisión que apoyara la difusión y uso del billete bancario, regulación de tasas de crédito y concentración de recursos, en los últimos años del siglo XIX esto se  estaba logrando con la fundación de varios bancos.

Banco Nacional Mexicano

El banco Nacional Mexicano obtuvo su concesión mediante un contrato con el gobierno federal en 1882, el establecimiento de este banco tuvo relaciones con capitales europeos más que nada franceses, Eduardo Noetzlin directivo del Banco Franco Egipcio tuvo varias entrevistas con el representante mexicano Emilio Velasco para hacerle llegar al gobierno mexicano un proyecto para el establecimiento de un banco que tendría simultáneamente funciones de emisión y de administración de recursos federales. El proyecto fue aprobado entre los representantes mexicanos y del Banco Franco Egipcio, el banco podría emitir billetes con el triple su capital social en 8 millones de pesos. El banco fue fundado con dos órganos directivos, la Junta de París y el Consejo de administración en la Ciudad de México, se expidieron 53,375 acciones las cuales fueron adquiridas por capitales de todo el mundo, ocupando Francia el número uno con 118 de los 133 inversionistas. El capital del banco se fijó en 5 millones de pesos. La estructura del banco funcionaria en 6 departamentos Contabilidad, Cartera, Caja, Correspondencia, Sucursales y Archivo y Litigio.

eduardo

Los franceses consideraban que sus capitales serían más provechosos en el exterior que en la misma Francia es por eso sus grandes inversiones en México. Los estadounidenses y los mismos mexicanos no se quedaron atrás en la adquisición de acciones del Banco Nacional Mexicano los capitales mexicanos sumaron un 20% del capital final del banco. Capitales de la Colonia Alemana de la Ciudad de México y de Españoles también participaron en la adquisición de acciones de este banco, paradójicamente los franceses asentados en la Ciudad de México no tuvieron gran participación comparados con los franceses residentes en Francia.

Éste banco fue visto como un gran proyecto por lo que participaron en la adquisición de acciones para fortalecer el capital del banco diferentes corrientes como los conservadores a favor de ideas Imperialistas, los liberales a favor de las ideas Juaristas, también empresarios políticos e inversionistas a favor y en contra de los ideales de Lerdo de Tejada y Porfirio Díaz, más estos choques de ideales no modificaron los objetivos del banco y lograron socializar con el fin de tener una institución crediticia respetable.

En Diciembre de 1881 se convocaría una la Asamblea General de Accionistas con la cual concluiría el proceso de constitución de El Banco Nacional Mexicano. Formalm ente su inauguración fue el 23 de Febrero de 1882, el banco abrió 5 sucursales en 1882 ubicadas en Veracruz, Puebla, dos en Guanajuato, San Luis Potosí y Mérida.

Para la emisión del papel moneda fiduciario el banco debía de contar con una garantía no menor de un tercio de su valor en caja, los billetes que se emitirían serian de curso voluntario pagaderos al portador en numerario a la par en oficinas de la institución , también serían aceptados en oficinas gubernamentales, todo los billetes fueron impresos por la American Bank Note Company  en denominaciones de 1,2,5,10,20,50,100,500,1000.

banco2

Banco Mercantil Mexicano.

El 29 de agosto de 1881 Manuel Ibáñez convoco a una reunión con el objetivo de dar a conocer la idea de fundar un proyecto de banca nacional que se denominaría Banco Mercantil Mexicano la invitación se extendía a comerciantes e inversionistas de todo el país, este banco realizaría operaciones de emisión, circulación y préstamo, su capital sería de 4 millones de pesos. Oficialmente abrió sus puertas el 27 de marzo de 1882, durante su corta vida siempre solicito privilegios y franquicias al gobierno federal, sin embargo nunca los obtuvo ya que este prefería Nacional Mexicano, este banco tuvo 305 suscriptores y 40,218 acciones las cuales en su mayoría fueron compradas por capitales nacionales aunque si hubo intervenciones extranjeras las cuales fueron mínimas destacando españoles y franceses . Al presidente Díaz se le obsequiaron 50 acciones. Éste banco se compuso de inversionistas y empresarios medianos y pequeños que adquirieron un número de acciones bajas a diferencia del Nacional Mexicano el cual tenía inversionistas que adquirían gran número de acciones.  La apertura del banco se realizó dos meses antes que la del Nacional Mexicano.

Para este banco se emitían billetes  de 1,2,5,10,20,50,100,500 y 1000 pesos sin exceder en tres tantos el importe del metálico en caja (de la misma manera en que lo hacia el Nacional Mexicano). Oficialmente abrió sus puertas al público el 27 de Enero de 1882 su principal inmueble se ubicaba en el número 15 de la avenida San Agustín (hoy República de Uruguay) comprado por 70,000 pesos.

Este banco opero con 5 sucursales en el interior de la república ubicadas en Guanajuato, Puebla, Querétaro, San Luis Potosí y Veracruz, aunque existían planes y proyectos para operar sucursales en Saltillo, Mérida y Zacatecas. Su consejo de 10 accionistas mencionaron que el banco probablemente operaria hasta 1931.

mercnatil

La vida bancaria y el Banco Nacional de México.

Los inversionistas que adquirían acciones bancarias eran en su mayoría gente de la burguesía o bien familias acomodadas con apellidos que habían participado en grandes movimientos o transformaciones de la nación. Éstos tenían negocios grandes o pequeños que podían ser de la industria textil, bancaria, de agricultura etc.  Los principales capitales del Banco Mercantil Mexicano surgieron de la Ciudad de México, de Veracruz,  Guanajuato y Puebla destacando por ser ciudades con gran participación  comercial en el país o mineras.

En 1881 y a principios de 1882 durante la administración del presidente Manuel González hubo estabilidad y progreso en el país, se dio más crédito, las tasas de interés estuvieron bajas y estables, los ferrocarriles y la minería aumentaron aunque el gobierno siguió gastando desmesuradamente. En este ambiente de confianza el gobierno federal cedió Nacional Mexicano una de sus fuentes de ingresos más importantes la Lotería Nacional de la Ciudad de México administración que fue cedida el 21 de marzo de 1882. A pesar de los privilegios que tenía el Banco Nacional Mexicano sus directivos reportaron en julio de 1882 a la Junta de París los peligros de la competencia en la emisión de billetes del otro banco que existía en la Ciudad de México es decir el Mercantil Mexicano más esto no pasó a mayores.

La confianza desapareció un año más tarde cuando llego la recesión económica que empezó afectando a Estados Unidos y Europa esto trajo consigo el retiro de inversiones en ferrocarriles y minas así como el caos en los ciudadanos los cuales corrieron a los bancos a sacar sus ahorros y cambiar todos los billetes por pesos fuertes lo cual causó un desajuste en las finanzas de los bancos. Los bancos tuvieron que llevar a cabo medidas de  austeridad, aumentar las tasas de crédito y negar los préstamos, el Banco Nacional Mexicano vio una  salida cuando el Consejo de la Junta de París arregló un préstamo de la Casa Baring por £100,000 con tal de salvaguardar la vida de la institución y dar liquidez.

Esta crisis cobró la vida de algunas instituciones bancarias y casas mercantiles del interior de la República, destaca el Monte Nacional de Piedad este sufrió de la presión del público para el reembolso de billetes, desde 1879 esta organización tendría un capital de 9 millones de pesos más para 1883 tendría en billetes respaldados en metálico solo 2.5 millones (una notara disminución), el Banco Nacional y el Mercantil lograron respaldar al Monte de Piedad económicamente.

Uno de los problemas más serios fue la introducción de la moneda de níquel por la administración del presidente Manuel González, fueron acuñados 4 millones de pesos en moneda de níquel con el objetivo de aliviar la escasez de moneda fraccionaria y acelerar el cambio con viejas monedas de plata, las cuales eran utilizadas por su contenido valioso de metal para sanear las finanzas. Las monedas de uno 1, 2 y 5 centavos se cambiaban por reales, medios y cuartillas la emisión en general no tuvo aceptación y fue víctima del descuento es decir se usaba la moneda por debajo  de su valor oficial lo cual afectó a los grupos desfavorecidos de la población, el descontento de la población terminó en un motín en la Ciudad de México en diciembre de 1883 a raíz de lo cual se ordenó el retiro la moneda  níquel y se restauró la moneda de plata en el país.

cinco

El desprestigiado gobierno de González así como su ineficacia cada día se hacía mayor en la población esto fue aprovechado por los simpatizantes de Díaz para favorecer su regreso al poder.

A principios de 1884 se inició la unificación del Banco Nacional Mexicano y el Mercantil Mexicano esto con el objetivo de superar las tempestades y dificultades económicas financieras y monetarias del momento, la unión de estos dos bancos era una solución aceptable para las luchas y vacilaciones que terminaron por matar la idea de rivalidad y competencia entre todos bancos. Los acuerdos para la fusión iniciaron  el 6 de diciembre de 1883 con la formación de una comisión, dos meses después se presentaron a los accionistas las propuestas del convenio de unificación. En esta propuesta destacan los siguientes puntos:

  • La unión de los capitales bienes y propiedades así como de los créditos sin compromisos pendientes.
  • El capital social de la futura institución aumentaría 20 millones de pesos que serían destruidos por 20,000 acciones de cien pesos. Los accionistas del Mexicano sólo recibirán un 40% del valor de las acciones, en tanto que los del Mercantil aceptarían un 80% del valor nominal de sus acciones por lo que recibirían nuevas acciones del nuevo establecimiento.
  • Se limitarían las funciones de la Junta de París solo a transacciones especiales.
  • El consejo de administración se formaría por un presidente, un vicepresidente, por 13 consejeros propietarios, por nueve consejeros suplentes, un director y un abogado. El gobierno del presidente Manuel González aprobó esta fusión.

Finalmente el 2 de Junio de 1884 se estableció el Banco Nacional de México. Este banco desempeñaría un papel importante en la banca de gobierno el ejecutivo siempre brindó el monopolio a esta organización. La Tesorería de la Nación tendría una cuenta corriente que podrá llegar hasta los 6 u 8 millones de pesos anuales con un interés mutuo del 6%.  La concesión del banco fue prorrogada por 50 años y fueron ampliadas las franquicias y exenciones.

En la última década del siglo XIX el Banco Nacional de México tuvo funciones de un banco de estado en la genuina acepción de la palabra logrando un restablecimiento de crédito internacional con casas inglesas francesas y alemanas además colaboró con hacienda pública en sus operaciones cotidianas a través del servicio de cuenta corriente y como intermediario financiero.

Bibliografía:

Ludlow Leonor, Marichal Carlos. (1998). La Banca en México 1820-1920. México D.F: Lecturas de Historia Eonómica Mexicana.

Banco Nacional de México “Su Historia 1884-2004”

Anuncios