El tabaco, el gobierno y la moneda de cobre

Desde los tiempos de la colonia junto con la minería el negocio del tabaco fue uno de los más lucrativos mercados dejando ganancias millonarias a la Corona, el negocio del tabaco estaba a cargo únicamente del gobierno.

Al independizarse México se dividió básicamente en 3 monopolios el tabaco. El de la siembra, la manufactura de productos y comercialización de los mismos. Al caer Iturbide el congreso decidió que era obligación de cada estado la manufactura y comercialización del tabaco.

Más algunas veces los estados no tenían el equipo necesario para la siembra y elaboración de productos del tabaco así como para su distribución, tenían que solicitar ayuda a otros estados o al gobierno federal, otros estados permitían la intervención de particulares en el proceso, dándoles permiso de intervenir, esto causó problemas ya que se presentaba comercialización ilegal dejando al gobierno fuera del negocio del tabaco ocasionando pérdidas para ellos. Con la ley de 1829 se abre más la posibilidad de la renta del tabaco a particulares.

El gobierno y los estados de endeudaron mucho, ya que existía un fuerte contrabando de tabaco, es por esto que en 1833 el presidente de Gómez Farías declaraba la libertad total de siembra manufactura y comercialización del tabaco, con el fin de liberar un poco la carga del gobierno al ser el responsable de un negocio que estaba resultando en números negativos.

Increíblemente pocos años después los campesinos y jornaleros que sembraban el tabaco así como comerciantes pequeños solicitaron al gobierno estatal y federal que se restaurara el monopolio del tabaco, ya que los inversionistas y agiotistas del sector privado no establecieron un sistema de trabajo justo e igualitario. Más aun  el gobierno debía indemnizaciones a jornaleros por gastos de siembra que en su momento no pago, por lo que se le complicaba volver a legislar sobre el tabaco teniendo deudas.

México aún se encontraba en condiciones caóticas,  la renta del tabaco estaba en  debate si debía de estar en manos particulares, públicas o mixtas (una combinación de ambas), más los gobernantes y empresarios coincidían que para fortalecer el negocio del tabaco una posible solución para dar prosperidad sería apoyarse en un proyecto bancario, es por eso que en virtud del decreto del congreso General del 17 de enero de 1837 se fundó el Banco Nacional de Amortización de la Moneda de Cobre. Lo cual parece ser un poco confuso en un principio, que a continuación se explicara

De 1830 a 1841 México pasó de ser una República Federal a Centralista. El banco Nacional de Amortización de la Moneda de Cobre fue el segundo proyecto bancario del México independiente después del Banco de Avío.

Con este nuevo banco el gobierno mataba dos pájaros de un tiro ya que el principal objetivo de este banco era solucionar la acuñación excesiva y falsificaciones de la moneda de cobre, más también tu segundo objetivo era la renta del tabaco, además de su administración con total independencia del gobierno. Con la creación de este banco y las nuevas regulaciones que existían para el negocio del tabaco se regresaba a una era monopólica, más los empresarios no se quedaron con los brazos cruzados e intentaron obtener contratos de arrendamiento con este nuevo banco tal como se hizo anteriormente con la antigua Compañía de Tabaco de 1830 a 1833. Este nuevo banco regularía de una manera más formal el tabaco y permitirá la intervención del sector privado de una manera moderada lo cual beneficiaria también a jornaleros.

cobre
Lucas Alamán fue uno de los fundadores del banco, fue el primer vicepresidente del banco y en la cuestión del tabaco él estuvo siempre a favor del monopolio del mismo.  En toda la corta vida que tuvo el Banco del Cobre las pugnas a favor del monopolio  y en contra del mismo estuvieron presentes, así como una constante presión de los agiotistas por un Mercado particular y libre, esto contribuyó a su rápido fracaso bancario.

De hecho la creación de este banco sólo fue un pretexto, ya que la moneda de cobre se podía amortizar sin necesidad de un banco sólo mediante una caja o  fondo destinado especialmente para esto, en visto del fracaso del banco en 1841 el asunto de la moneda de cobre fue integrado la deuda pública interna.

En 1841 se retoma el tema de la amortización de la moneda de cobre debido a la exagerada cantidad de monedas que había en circulación (en algunos puntos había más falsas que buenas) más el gobierno en su afán de solucionar dos problemas bastante distintos  con una sola dependencia pública decidió crear una compañía formada por el gobierno y empresarios para resolver el problema del cobre y financiar también una tarea de urgente interés nacional como lo era la reconquista de Texas. Dos temas muy diferentes pero en un mismo organismo, como anteriormente el tema del Tabaco y el Cobre.

En cuanto al tabaco este fue arrendado a particulares como se hizo tiempo atrás, en menos de 20 años la confusa situación de la renta y negocio del tabaco cambiaba de manos rápidamente. Y casi siempre sólo salían beneficiados los empresarios particulares.

Al caer el gobierno de Bustamante en 1841 Santa Anna toma el poder y logra negociar una aparente solución con el problema del trabajo y asimismo da fin Banco Nacional de Amortización de la Moneda de Cobre, en uno de los episodios históricos más luchados de México y que por desgracia no muchos conocemos.

Bibliografía:

Ludlow Leonor, Marichal Carlos. (1998). La Banca en México 1820-1920. México D.F: Lecturas de Historia Eonómica Mexicana.