La Crisis de 1907-1908 y la estrategia del gobierno con Limantour

 

 

La última década del siglo XIX y la primera del siglo XX fueron muy importantes para México, se estaba pasando por un proceso de modernización y urbanización. Las importaciones y exportaciones aumentaron, la producción minera y petrolera estaba en ascenso, el ministro de Hacienda José Limantour había logrado equilibrar el presupuesto federal y con esto lograr un desarrollo prospero del país. Para 1907 las transacciones comerciales de carácter hipotecario y prendario eran actividades cotidianas para los ciudadanos, el sistema bancario crecía y avanzaba, sin embargo aún tenía sus debilidades particularmente en el crédito agrícola y aun se tenía la  ausencia de una autoridad monetaria central, con la ley  de 1897 se lograron  mejorar las condiciones de la banca más los huecos continuaban.

En Febrero de 1904 el gobierno creó una comisión de cambios y moneda que recomendó la adopción del patrón oro, la prohibición de la libre acuñación de la plata y algunas medidas adicionales para apoyar la producción de ese metal. A propuesta del Limantour esto fue aprobado y así va naciendo la Reforma Monetaria de 1905.

limantour

En 1905 la Reforma monetaria fijo en México el patrón oro más también trajo cambios impulsados por Limantour, como la consolidación de la deuda pública, control de ferrocarriles, organización del sistema bancario, y un sistema de crédito para la agricultura.

La política de crecimiento de Limantour estaba centrada en la visión de los grupos dominantes de México con ideologías positivistas, la industrialización estaba como base de un desarrollo capitalista, de deseaba una integración de la política y economía del país con el fin de alcanzar ingresos que tenían países avanzados. El país deseaba convertirse en un productor de bienes manufacturados para dejar de ser una economía agrícola y minera.

En 1907 y 1908 una crisis llego y afecto a México, la plata se abarataba y como México era un gran exportador de este metal recibió menos dinero por su materia prima lo que causó un desequilibrio financiero. En el mercado de Londres en 1877 una onza de plata se cotizaba en 54 peniques y para 1904 en 24 peniques.

La política hacendaria de Limantour de introducir el patrón oro era para que México se integrará al mercado internacional fuera más competitivo y mejorará su económica, más la relación con la plata aún era clara. En la primera década del siglo XX la plata representaba un 75% de las exportaciones nacionales.  El proceso del cambio del peso mexicano de plata por oro como patrón monetario fue complicado y dio lugar a los debates que apoyaban las ideas de Matías Romero por un bimetalismo (oro y plata como patrón) y a los ideales de Limantour solo oro.

Romero decía que la depreciación de la plata la cual por su tipo de efecto sobre el tipo de cambio del peso lograba estimular el desarrollo del país, la plata debía de ser mantenida como medio de pago internacional, más también eran necesarias nuevas reformas bajo formas capitalistas que permitieran un intercambio internacional para ajustar desequilibrios, es por eso incluir al oro junto a la plata. La depreciación de la plata tenía beneficios a las exportaciones y a la industria.

Limantour decía que era necesario estabilizar el tipo de cambio, ya que el valor de la plata no era estable e impedían un sano comercio exterior lo cual dificultaba la inversión extranjera. Con la elección de Roosevelt en Estados Unidos el patrón oro gano pasó frente al bimetalismo.

Al Estado mexicano le interesaba estabilizar el tipo de cambio exterior, ordenar la circulación monetaria y el sistema de precios internos, pero también buscaba evitar los efectos que estas fluctuaciones causaban a las finanzas públicas. La constante depreciación del peso de plata servía de escudo a la industria nacional, había una disminución de las importaciones y con ello a los ingresos del gobierno. Por otro lado el servicio de la deuda pública externa cuya equivalencia era en oro aumento enormemente, la deuda pública requería de estabilidad monetaria  o de lo contrario sería prácticamente imposible solicitar nuevos préstamos.

La reforma monetaria fue una solución de altos costos sociales para la población de menores ingresos pero indispensable según los políticos. La adopción del patrón oro tenía efectos de más largo plazo de los que se podrían calcular con certeza esto había provocado una redistribución del ingreso favor de ciertos grupos económicos. Más también existían beneficios como ajustarse por primera vez a un sistema económico global esto permitiría el flujo de bienes y capitales quedando expuestos a resentir fluctuaciones de las economías capitalistas industrializadas.

pesos

Esta reforma causó un flujo de capitales en una escala superior a la de los años precedentes,  sólo en Londres se crearon 22 sociedades destinadas a operar en México en 1905 32 más y en 1906 las inversiones superaban los 3 millones de pesos. Entre 1905 y 1907 se habían invertido alrededor de 86 millones de dólares en distintas actividades como los bancos, la industria, la minería, los ferrocarriles, el transporte y los bonos hipotecarios.

La reforma monetaria tuvo una fuerte repercusión en la vida social y política de los mexicanos algunos decían que fue beneficiosa y otros que fue negativa, El peso mexicano no sólo se depreció  por su metal en plata, también se deprecio contra el dólar, en 1899 el peso mexicano se cotizaba frente al dólar en 1.3 y para 1910 en 2.08.

Como se mencionó anteriormente una crisis bancaria y crediticia afecto a México en 1907 y 1908, la primera crisis del siglo XX, la cual daño gravemente a los países en progreso, hubo perturbación y alarma por los inversionistas y ahorradores los cuales corrían a los bancos a retirar todos sus ahorros, por miedo a que su dinero valga cada día menos, en esos años el gobierno mexicano  enfrentaba los cambios de la reforma monetaria así como diferentes huelgas en Río Blanco, Veracruz y Cananea. Los bancos se quedaron sin fondos por el masivo retiro de capitales asimismo no pudieron respaldar sus emisiones de billetes por oro en el corto plazo en el que pasaron estos movimientos, el gobierno no estaba en las mejores condiciones económicas en esos momentos. Al principio, esta baja no produjo graves consecuencias en la economía mexicana, en virtud de que se compenso, duplicando la producción de plata para mantener el nivel de ingreso de divisas, a pesar de que el precio de la plata bajo hasta el 50%.

Los acontecimientos de 1907 en la economía mundial detuvieron el flujo de fondos de inversión  extranjera en México, los bancos se encontraban en situaciones desastrosas. Hubo disminución de la actividad económica, aumentaron las tasas de crédito, se redujeron los préstamos, y el peso de planta se fijó a un equivalencia fija de 75 centigramos de oro puro equivalente entonces a 49.85 centavos de dólar.

Otros sectores fueron afectados por la crisis como las importaciones y exportaciones de los textiles, el algodón, el henequén, la minería entre otros. Los bancos no podían satisfacer la demanda de crédito, Limantour consideraba que la debilidad del sistema bancario radica en el hecho de que los bancos estaban acostumbrados a operar en transacciones que comprometían  una proporción considerable de su capital en préstamos de recuperación muy lenta. A los bancos se les obligó a ajustar sus reservas de metálico en proporción de tres a uno según sus billetes  en circulación. El Nacional de México y el de Londres y México con problemas se ajustaban a las normas de Hacienda, más los bancos estatales no podían debido a lo limitado de sus carteras.

El patrón oro en México fue abandonado con la ley Monetaria de 1931, pero fue hasta 1936 que se abandonó por completo.

En relación a las monedas de México, el peso de plata mexicano que se acuño de 1898 a 1909 sufrió devaluaciones en el exterior, más su popularidad continuo, más esta vez a diferencia de décadas pasadas compitió con otras monedas fuertes de Norteamérica y Europa.

Con la Reforma Monetaria de 1905 el gobierno mexicano introdujo una nueva serie de monedas de oro ley 0.900 en distintas denominaciones y pesos, esto con el fin de poder competir en el mercado internacional del oro. Las primeras monedas tenían el busto de Hidalgo de 5 y 10 pesos, ya con la leyenda “Estados Unidos Mexicanos”. (Si deseas conocer más acerca de las monedas de oro Mexicanas click aquí)

oro

Otro problema fue el crédito agrícola el cual desde décadas atrás venía siendo un problema para el gobierno y para los banqueros debido a que nunca estuvo bien estructurado, no  tenía muchas ganancias, más si tenía mucha demanda. Limantour tenía la idea de crear un banco agrícola  con capital del gobierno e inversiones extranjeras que diera bastantes ganancias al gobierno y solucionará los problemas existentes del sistema crediticio nacional.

Basado en el decreto del 17 de junio de 1908 se autorizaba el gobierno invertir 25 millones de pesos en actividades agrícolas, la Secretaría de hacienda organizó la  fundación de la Caja de Préstamos para Obras de Irrigación y Fomento de la Agricultura, ese mismo año se entregó la concesión a los cuatro bancos mexicanos más importantes del país. El capital inicial se limitó a 10 millones de pesos pero el capital se amplió inmediatamente porque al mes siguiente se subasto una emisión de bonos con el respaldo del gobierno federal por 25 millones de dólares, una cifra muy grande para la época. La caja de préstamos tuvo una vida complicada en el período crítico de 1908 y 1909 más desempeñaría  un papel crucial en el sistema bancario mexicano. Si se otorgaron créditos agrícolas y se logró en gran parte el objetivo de este proyecto. Durante la revolución mexicana con problemas las funciones de esta Caja de Préstamos continuaron y fue en la década de los veintes cuando fue liquidada y reemplazada por nuevos organismos de crédito hipotecario

Bibliografía:

“Historia del Banco Nacional de México 1884-2004”

“La Moneda de México 1750-1920”

Ludlow Leonor, Marichal Carlos. (1998). La Banca en México 1820-1920. México D.F: Lecturas de Historia Eonómica Mexicana.

 

contacto

Anuncios