La Importancia de la Ley General de Instituciones de Crédito

La Banca en México inicia en el siglo XIX, más realmente su despegue sucedió hasta la última década del siglo XIX y primeros años del siglo XX. A lo largo de 1823 a 1864 hubo intentos de establecer bancos emisores de billetes más todos de ellos no tuvieron éxito o no duraron mucho tiempo.

Los primeros bancos se establecieron desde 1864 y los regia un Código de Comercio, este código era una ley que regía las actividades comerciales del país más profundizaba en temas bancarios y aun no contemplaba regulaciones a los bancos, en otras palabras era una ley muy “suave” para los bancos. Es hasta 1884 que se incluyen a los bancos en la reforma al Código de Comercio, más aun seguía habiendo huecos en esta ley, lo cual los bancos aprovecharon astutamente para ganar más y manejarse como ellos quisieran.

palacio2

En 1893 Porfirio Díaz nombra como Ministro de Hacienda a José Yves Limantour Marquet un hábil político y financiero del periodo. El Sr. Limantour rápidamente toma el control de la situación económica y financiera del país y finalmente el 19 de Marzo de 1897 después de algunos fracasos legislativos se decreta la primera ley dedicada únicamente a la cuestión bancaria del país la Ley General de Instituciones de Crédito.

Esta ley de más de 100 artículos, distintos capítulos así como artículos transitorios posee una detallada guía para el manejo correcto de las finanzas en manos las instituciones de crédito en ella destacan los siguientes puntos.

Contempla la división de los bancos en 3 trestipos , de emisión,  hipotecarios y refaccionarios. Los cuales tienen las siguientes facultades y características

Bancos de Emisión y Descuento Bancos Hipotecarios Bancos Refaccionarios
Son bancos de Emisión aquellos que emiten billetes reembolsables a la par, a la vista y al portador. Son aquellos que emiten prestamos con alguna garantía (inmuebles) se emiten bonos para los préstamos. Estos bancos facilitaran las operaciones mineras, agrícolas e industriales, por medio de préstamos sin hipoteca o garantía alguna. Estos bancos otorgan su garantía emitiendo títulos de crédito a corto plazo que proporcionan ganancias.

 

Los bancos necesitaran un mínimo de 3 inversionistas (en el caso de particulares) para que se les otorgue la concesión de funcionamiento. Cuando se organice alguna sociedad anónima para establecer un banco necesitaran por lo menos 7 socios, para los bancos de emisión e hipotecarios el capital mínimo será de 500,000, para los bancos refaccionarios de 200,000.

Las concesiones para los bancos de emisión no podrán exceder los 30 años, en el caso de los hipotecarios y refaccionarios no podrá ser de más de 50 años.

La emisión de billetes no podrá exceder el triple del capital social del banco. La existencia en caja de los bancos nunca deberá de bajar en cada banco de la mitad del monto de sus billetes en circulación, unido al importe de los depósitos reembolsables a la vista o con pre-aviso de 3 días o menos, (a excepción de los Bancos Nacional de México, Londres de México y el de Nuevo León, en que se puede reducir hasta un tercio). Es decir que ningún banco podrá ser autorizado a emitir billetes por una  cantidad mayor al triple de su capital existente.

palacio

La circulación de billetes es voluntaria y las denominaciones válidas para su impresión son 5, 10, 20, 50, 100, 500 y 1000 pesos.  El billete de banco deberá de contener las siguientes características: estar en idioma español, la leyenda de pagar en efectivo al portador, el valor, la fecha, serie y número de folio, las firmas del interventor del gobierno, directores, gerente o cajero.

Los billetes deberán de contener antes de ponerse en circulación su respectivo timbre puesto en la Oficina de Renta por la Secretaria de Hacienda, previo a esto se tendrá que comprobar que el banco tiene el suficiente metálico en caja para asegurar la emisión de los billetes.

Los bancos pueden tener sucursales dentro de su estado, si desean establecer sucursales en otros estados tendrán que comprobar la relación comercial entre la ciudad del otro estado ante el gobierno. No se permite el establecimiento de bancos del interior del país en el D.F

Los bancos de emisión pueden convertirse cuando lo deseen en bancos refaccionarios renunciando a los derechos de emitir billetes y solicitando permiso a la Secretaria de Hacienda

                                                  LeyGeneral

 

Fuente:

Historia del Papel Moneda en México, fomento Cultural Banamex, 1988

Ludlow Leonor, Marichal Carlos. (1998). La Banca en México 1820-1920. México D.F: Lecturas de Historia Eonómica Mexicana.

 

contacto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s