La Moneda Cachuca en Mexico

Desde que la Casa de Moneda de México comenzó acuñaciones en 1536 se pensó en la acuñación de moneda de baja denominación o fraccionaria con el objetivo de servir en las pequeñas transacciones comerciales, en un principio se intentó con moneda de cobre la cual nunca tuvo una aceptación idónea entre la población y fue poco usada e incluso rechazada. (Para conocer más de la moneda fraccionaria CLICK AQUÍ)

A pesar de que la moneda de menor denominación por siglos fue ½ Real (6 centavos con ¼) aun resultaba ser un gran monto en aquellas transacciones de 1,2 o 3 centavos.

La situación fue solucionada parcialmente con menores denominaciones como ¼, 1/8 y 1/16 de Real y más tarde con monedas en sistema decimal de 1, 2 y 5 centavos a lo largo del Siglo XIX.

Pero el problema persistió en ciudades o poblados en provincia, recordemos que las vías de comunicación en México no tuvieron un óptimo desarrollo hasta la última década del Siglo XIX y la moneda no se garantizó en toda la nación hasta que llegaría el Banco de México (en 1925).

Por lo que en a comienzos del Siglo XX no había en circulación moneda de denominación pequeña, para esto las poblaciones (principalmente del sur) usaban tres monedas:

1.- Trueque, mercancía en especie como moneda, usual en estados del Sur Mexicano.

2.- Fichas, tarjetas, planchuelas u otros objetos generalmente metalicos de carácter local/particular que sustituían a la moneda, estas piezas eran dadas más que nada de salarios a los trabajadores para su uso en tiendas de raya.

3.- La moneda cachuca, tema principal del presente artículo el cual se explicara en las siguientes líneas.

La Reforma Monetaria de 1905 trato a toda costa de proveer de circulante metálico a todo rincón de la nación e incluso en su Artículo 26 prohibió toda clase de moneda  sustituta al Peso Mexicano.

Más los estados del sur que aún en Siglo XX seguían desconectados de los avances tecnológicos que gozaba el resto de la nación. Un caso particular fue Chiapas.

La moneda cachuca fue aquella que circulo como moneda cotidiana en gran parte de este estado, dicho circulante consistía en pesos chilenos, soles peruanos, pesos de Colombia, y moneda fraccionaria de Guatemala, aunque las mencionadas monedas ya estaban desmonetizadas (en su mayor parte) en su país de origen y solo circulaban exclusivamente como medio “legal” en Chiapas.

El cachuco tenía un valor aproximado de 80-85 centavos mexicanos.

Cabe mencionar que para las primeras décadas del Siglo XX Chiapas practicaba mayores relaciones comerciales con Guatemala que con las otras entidades de México. Por otro lado las exportaciones Guatemaltecas a Chiapas se realizaban con moneda Guatemalteca, no se hacía un cambio a moneda mexicana por lo que el comerciante de Chiapas laboraba con moneda extranjera diariamente.

Esta situación causaba especulación por el descuento que se cobraba cuando se cambiaba moneda extranjera a mexicana el cual era de hasta un 20%.

Cuando el valor del peso se elevó a raíz de la Reforma Monetaria, la diferencia entre este y el cachuco fue mayor, dando origen a la intensificación de la explotación del trabajador, el cual tenía que laborar más para conseguir la misma cantidad de salario debido a que el peso valía más que antes. El cachuco causaba la explotación laboral de trabajadores por su menor contenido metálico en plata al peso Mexicano.

En esta zona del país el circulante extranjero desplazaba a la moneda nacional.

Preocupado por la situación la Comisión de Cambios y Moneda envió grandes remesas de moneda metálica a las sucursales bancarias en Tuxtla Gutiérrez y Tapachula además de recoger y fundir los cachucos de plata para sacarlos de circulación.

Para 1909 la Comisión logro desmonetizar 867,023.05 pesos en moneda cachuca, más aun así el problema no se solucionó definitivamente ya que se estimaba había en circulación 1.5 millones.

Hasta el segundo cuarto del siglo XX se logró eliminar el problema de raíz al lograr abastecer de suficiente moneda y billete Mexicano a Chiapas y la zona del sur.

Se creé la etimología de la palabra cachuca o cachuco viene de cacho ya que el cachuco no tenía el mismo valor nominal que el peso mexicano sino una fracción de este, por lo que era un “cacho” del valor de un peso mexicano.

A manera de colofón Chiapas no fue el único en sufrir esta situación al otro lado de la nación en la frontera Norte y ciudades fronterizas también el gobierno Federal tuvo que tomar acciones ante la abundancia de moneda Norteamericana en la frontera Mexicana compitiendo con el Peso Mexicano, pero en este caso a mayor valor que la moneda local, para 1905 se decretó una paridad de 2 pesos por 1 dólar, que se sostendría hasta 1913.

Incluso en 1916 ante el problema de circulante por el que pasaba México debido a la Revolución el gobierno del Presidente Carranza declaro en Diciembre de ese mismo año libre de derechos de importación la moneda americana, metálica o en billetes.

Por otro lado y como medida extrema el 14 de Mayo de 1918 se derogó el Artículo 22 de la Ley Monetaria de 1905 el cual prohibía la circulación de moneda extranjera, este artículo fue invalidado y se permitió darle curso legal a la moneda extranjera por tiempo limitado.

Bibliografía:

Ricardo Torres Gaytán. (1982). Efectos de la Reforma Monetaria de 1905. En Un siglo de Devaluaciones del Peso Mexicano(427). México, D.F.: Siglo Veintiuno Editores.

Enrique Canudas Sandoval. (2005). Las venas de plata en la historia de México. Síntesis de Historia Económica siglo XIX T.I, II y III. México, D.F.: Instituto Mora.

Imagénes: PCGS, Stack´s & Bowers Auctions.

contacto