Macuquinas Redondas-Monedas de Presentación

1.- ¿Bajo que circunstancias históricas se originan ?

Las primeras monedas de México denominadas “Carlos & Juana” se acuñaron de 1536 a 1572, que aunque fabricadas de manera rudimentaria y manual a “golpe de martillo” conservaban una apariencia y calidad de alto nivel, en cospeles casi redondos y con todos los elementos de la misma legibles, sin embargo al terminar la época de aquellas surgiría una nueva moneda que con su hechura mucho se alejaría de sus antepasadas, ¿a qué se debió el trance a una moneda tan irregular y desperfecta como la Macuquina (1573 – 1733)? 

El autor Glenn Stephen Murray Fantom en su obra: Guía de las cantidades acuñadas: cecas de Potosí y Lima: una síntesis y conversión matemática del trabajo de Carlos Lazo García: con sección especial galanos: en memoria de Carlos Lazo García, menciona lo siguiente, ayudándonos a entender el cambio del cono monetario, durante el cual surgen las macuquinas redondas o galanos:

«Con el gran aumento de la producción minera hacia comienzos del siglo XVII y el exceso que produjo en las cecas hubo un decaimiento general en la calidad de la parte más engorrosa de la labor, la que siempre requirió más tiempo y trabajo: la fabricación de los cospeles […] Podemos imaginar que con este aumento de producción, en la misma fábrica y con la misma plantilla de trabajadores, que la factura de la moneda decaería notablemente, teniendo en cuenta que lo único importante, respecto a la legislación, era cumplir con los requisitos de la ley o aleación de la moneda, su diámetro y peso, según lo estipulado en las ordenanzas, que en ningún momento imponían una obligatoriedad en cuando a la “redondez” o lindeza de la pieza acuñada. […] Al parecer en estas circunstancias nacen los galanos como un producto extraoficial más cuidado y esmerado, […] probablemente por el capricho o antojo de los mercaderes de plata que gestionaban el procesamiento de sus metales directamente con los capataces de la fundición en las cecas y quienes, sin duda, sacaban un beneficio adicional por la venta de estas curiosidades».

Descarga gratuita: Numismática Española. Catálogo de todas las monedas emitidas desde los Reyes Católicos hasta Felipe VI. 1474 a 2020. CLICK AQUÍ. 

Adicional a ello, la autora Marina Salcedo Fernández realiza una relevante participación en el ensayo titulado “Apuntes en torno a las Monedas de Presentación acuñadas en México” dentro del libro “Escudos, Reales, Pesos y Centavos”, donde agrega:

«Fue durante el reinado de Felipe II (1556 – 1598), merced al descubrimiento de la ruta de tornaviaje y ante la crecida demanda de moneda de plata en el extranjero, particularmente en Asia, que en México comenzó la acuñación de moneda Macuquina. Si bien, durante los primeros años de funcionamiento de la Casas de Moneda de México, se habían acuñado monedas casi redondas sin canto protector del tipo Carlos & Juana, éstas son diferentes a las macuquinas […]»

En México, se les registra (vía documentos) desde 1702 con el nombre de «galanas», haciendo referencia a reales de a cuatro (Cano, 2021)

Más aun, que desde aquellas épocas existía inconformidad por la irregularidad en apariencia y diseño de la moneda macuquina, el Dr. Bernd Hausberger especialista en historia económica recientemente señalo (2021) que desde el siglo XVII los comerciantes europeos se quejaban de la mala calidad  y manufactura de la moneda novohispana, aunque nunca dejaron de aceptarla, siendo que el éxito de la moneda de las Américas se debió a su cantidad, no a su calidad, la masa producida, nunca antes vista. 

1

 2.- ¿Qué son, como se definen?

Macuquinas redondas, piezas de presentación, redondos o galanos, son aquellas piezas que destacan por ser muy bellas (aunque aún sin cordoncillo protector en el canto) como la moneda Columnaria, estas monedas redondas intrigan a muchos coleccionistas ya que no se sabe mucho de ellas, existen en varias denominaciones, reinados y cecas.

De nueva cuenta es de utilidad la obra de Murray Fantom donde nos brinda un concepto introductorio de esta clase de amonedaciones:

«Los pesos o reales galanos son monedas de plata acuñadas a martillo, pero con gran esmero y en cospeles excepcionalmente redondos, en cantidades extremadamente limitadas durante la época de la producción de macuquinos en las Cecas de México, Potosí y Lima. Se destacan fácilmente entre las otras monedas emitidas durante el mismo periodo por su gran belleza y perfección. En castellano, estas piezas han sido llamadas macuquinas “redondas” o “circulares”, hasta la publicación del libro de Lazo en 1992 cuando se introdujo el termino histórico “galano”. En inglés se ha utilizado y se sigue utilizando incorrectamente el término “royals”, insinuando que fueron acuñados para el rey cuando este no es el caso».

Carlos Lazo García en sus obras (tomado de la cita de Murray Fantom, 2016) dice: “Galano es una palabra cuya definición se nos presenta controvertida, pues al parecer calificaba a los discos monetarios particularmente fuertes en su peso tanto como a los que lucían una notoria belleza, quizá era la voz con la que el argot monetario de la época connotaba a las ahora denominadas monedas circulares de martillo”.

GALANO

Felipe V, 8 reales 1715.  Subastado por Daniel Frank Sedwick, Theasure Auction #26, noviembre 2019, por $17,000 USD.

3.- ¿Por qué motivos se acuñaron?

Los galanos siempre se acuñaron de valores usuales entre medio real y el múltiplo de a ocho. Es comprensible entonces que no se necesitara ningún permiso especial simplemente para labrar una moneda bien acuñada, como se supone que deberían haber sido labradas todas las monedas, sin embargo, se tiene un trasfondo por demás interesante más allá de tal aseveración

Más aun, en las cecas indianas no era necesario solicitar permiso a nadie para acuñar moneda redonda (como desde un principio se solicito fuese) con un valor que ya circulaba y figuraba en la Legislación, incluso, es probable se quisiera ocultar que se estaba haciendo moneda redonda en las Indias, ya que se venia argumentando esto no era posible permanentemente por la velocidad y caudales que con prisas apenas se lograba fabricar en todas las cecas del dominio Español. No era complicado acuñar moneda redonda, a fin de cuentas, esto ya se hacia así antes de la imposición del señoreaje (impuesto)de 1566, con la llamada moneda «Carlos & Juana», que si era redonda.

La mala forma de la moneda regular era para cobrar más, por labrar más rápido, y luego poder traficar con artesanía de lujo (los galanos) para mayor beneficio en Indias, lejos de la vigilancia real. (Murray, 2021)

  •  Hipótesis #1: Destinadas al uso y comercio de los mercaderes de plata.

Líneas atrás se mencionó a los “mercaderes de plata” a quienes estas monedas probablemente se les destinaban para su comercio extraoficial, vale la pena ahondar más en estos comerciantes y su relación con los galanos en sus orígenes:

«Los mercaderes de plata era una especie de banquero, fundamental en la promoción del sector minero, adelantando dinero e insumos a los dueños de las minas a cambio de la producción futura. Ayudaron también a regularizar las labores en las cecas ya que era necesario entregar un mínimo de 3,500 marcos (805 kilos) de plata para poner en marcha la labor de una partida, y pocos particulares o mineros podían reunir esa cantidad fácilmente. Constituyeron así un eslabón fundamental en el desarrollo de la economía regional. En 1718, con las reformas impuestas por Felipe V las cecas peninsulares fueron convertidas en empresas del estado por lo que la labor de estos intermediarios fue eliminada, pudiendo acudir los particulares directamente a la casa de moneda con sus metales.

Los mercaderes de plata en México, Lima y Potosí disfrutaron de concesiones especiales, no necesariamente por escrito o autorizadas, entre los beneficios otorgados seguramente se encontraba la adquisición de las macuquinas redondas o galanos para venta entre sus clientes más ricos y así obtener un beneficio adicional en sus quehaceres. Al desaparecer la función de los mercaderes de plata, la acuñación de los galanos también llego a su fin.» (Murray Fantom, 2016). 

Macucas

Adicionalmente, apoyando este teoría Daniel Frank Sedwick menciona en el catalogo de subasta «Treasure Auction #28«, Noviembre 2020, pagina 133, que se han encontrado documentos en la ceca de Potosí que mencionan los nombres de oficiales de gobierno y acaudalados que solicitaban a la ceca la manufactura de galanos, no destinados a circulación. 

Entonces, se concluye que estos galanos se acuñaban para satisfacer la demanda de los comerciantes de plata, quienes después venderían estas piezas a clientes o personas pudientes, cuestión parecida a lo que ocurría en Segovia con la acuñación de monedas “cincuentines” (50 reales) y “centenes” (100 reales). 

Aportando mayor información el mismo autor hace saber que la acuñación de piezas extraoficiales o especiales, no autorizadas por decreto, pero si por el Rey en cada partida individual, como los cincuentines de Segovia fue un buen negocio para los mercaderes de plata en la Península, aunque el costo de su amonedación era superior a la moneda regular, se cree que este mismo modus operandi fue replicado con la elaboración de galanos o moneda redonda.

  •  Hipótesis #2: Primeras acuñaciones conmemorativas.

Algunos autores creen que estás monedas redondas de tipo Macuquino eran las primeras en ser acuñadas con cuño nuevos por los detalles tan finos que tienen, otros creen que eran conmemorativas (para eventos especiales) al igual que las acuñadas en Sudamérica con forma de corazón o pájaro. Más se sabe que estas monedas fueron los antecedentes para la acuñación de las bellas monedas Columnarias las cuales ya tenían modernas técnicas de acuñación.

Cobran relevancia para esta hipótesis dos citas de la obra de Salcedo Fernández, que ilustran a madera de ejemplo la posible veracidad de esta hipótesis:

En 1586, cuando Felipe II mecanizó la seca de Segovia con la técnica de Molino, ordenó regalar a los pobres las primeras cien monedas acuñadas.

En otro documento, que data de marzo de 1732, encontramos que al poner en funcionamiento las nuevas instalaciones de la ceca, hubo un acto solemne con reconocidas personalidades en el cual se obsequiaron las primeras monedas fabricadas, llamando el cuidado y atención con la que se fabricaron, […] Aunque para 1732 ya estaba en funcionamiento la prensa de volante es importante leer este documento.

  • Hipótesis #3: Festividades religiosas.

Otra teoría es que estas monedas redondas eran para festividades religiosas las cuales muchas personas se colgaban en el cuello, (esto puede justificar el agujero que regularmente tienen), en ese mismo sentido, las monedas de menor denominación son las que más surgen con agujeros, lo que nos puede hacer suponer si eran lanzadas a las multitudes en eventos, en la Colección Numismática del Banco de México se cuenta con 37 especímenes de medio real, de ellos poco más de la mitad tienen alguna perforación.

No debemos olvidar que durante el periodo Carlos & Juana ya se habían fabricado monedas redondas, a golpe de martillo, es decir, es decir, existía la técnica y la experiencia para hacerlas.

royal2

Felipe V,  8 Escudos 1711. Subastada por Heritage Auctions en enero del 2014 por $180,000 USD. (más comisiones).

  • Hipótesis #4: Monedas destinadas a obsequios.

Este tipo de monedas como obsequios guardan fundamento en una cita del investigador Manuel Romero de Terreros en su obra “Diario de los Sucesos Notables 1665 – 1703” donde hace saber que el 16 de mayo de 1703 al Virrey Francisco Fernández de la Cueva (1702 – 1710) la Casa de Moneda de México le obsequió monedas estilo “segoviano”, aquellas redondas y muy bien logradas. (Heritage Auctions, Auction 3030, 2014, Lote 24649)

  • Hipótesis #5 Monedas destinadas al monarca en España.

Existen varias teorías y poca información, la más factible es que como su nombre lo indica las “Monedas de Presentación” eran enviadas al monarca Español para mostrarle la calidad de acuñación en las colonias, pensando el que así era toda la moneda, cuando en realidad muchas eran de formas irregulares y no redondas, lo anterior se debe a las premuras en acuñar moneda en el menor tiempo posible ya que se exportaban a Asía y ahí eran valoradas no como divisa, sino como mercancía por su peso metálico, sin ser de gran relevancia la forma.  En inglés a estas monedas se les conoce como “Cob Royal Coinage”

Empero, recientemente investigadores han manifestado su negativa ante dicha principal hipótesis catalogándola como errónea, siendo que tal aseveración fue desarrollada en 1966 por el comerciante Kip Wagner. Además, señalan que los archivos de época han demostrado que las monedas enviadas al monarca español eran escogidas al azar de toda la acuñación por una persona vendada de la vista, por lo cual la anterior teoría no es probable.

Bajo esa misma tesitura, Daniel Frank Sedwick atribuye el uso del término “royals” a una estrategia de marketing de Hans Schulman, cuando en una subasta de 1972 describe una de estas monedas como “una moneda no acuñada para el público sino solamente para el rey”. Respecto a la teoría de que son muestras: según las ordenanzas, las muestras que cada fábrica  tenía que enviar al ensayador mayor del reino en España, debían ser escogidas ciegamente, al azar, ante testigos, para garantizar que los ejemplares enviados representaban los típicamente acuñado, y no algo especial. (Murray Fantom, 2016). 

CMM

Hipótesis #6 Varías, más de una, de las opciones anteriores.

Como en el caso de ser tanto para festividades religiosas (Hipótesis #3) tanto como para obsequios (Hipótesis #4), se citan las palabras  del numismático e historiador Dr. Ricardo de León Tallavas, respecto a la existencia de estas monedas señala lo siguiente:

Respecto a los galanos, macuquinas redondas, en México, a diferencia de Potosí, no hubo partidas distintas que separen la producción de estas monedas,

Se encontró un testamento de una mujer (en Potosí) donde ella mando a hacer y comprar monedas “del santo”, es muy posible que los galanos se hayan utilizado como monedas religiosas, se les hacia un agujero y se incorporaban en los mantos de las vírgenes y de los santos.

En el caso de México, supongo se mandaron a hacer como un dinero que se daría de una manera especial, como un dote para tu familiar, o para pagar un pecado cometido a la Iglesia, o halagar algún obispo, era un dinero especial, siendo que solo las denominaciones pequeñas circularon, las grandes usualmente no tienen vicios de circulación.

Son piezas extremadamente raras, son prácticamente únicas y muy hermosas.

En el diseño de las monedas regulares llevan el “HISPANARIVM” completo, y el “INDIARUM” abreviado, en el caso de los galanos es exactamente lo opuesto, lo que te está diciendo (en mi opinión) es que se trata de un producto local, más que para circulación, su uso en collares se ha visto en Sudamérica.  Adicionalmente, puede haber monedas con sobre-fechas y sobre-ensayador.

En oro, imposible, son muy difíciles de encontrar, y cuando aparecen suelen estar perforadas por motivos de joyería.

IMG_0921

El autor Pedro Cano, sugiere pueden haber sido joyas o arras, incluso las hay doradas por la misma ceca.    

4.- ¿En qué fechas y denominaciones se acuñaron?

Retomando el tema de las monedas redondas o de presentación resulta muy interesante investigar más acerca de ellas, ya que se tiene conocimiento de este tipo desde el tiempo de las monedas Carlos & Juana.

Para las monedas de oro, los escudos, en el año 2000 Kent Ponterio publicó un artículo titulado “Ocho Escudos Redondos. Monedas de Presentación” (El Boletín Numismático No. 187), ahí se indica que las acuñaciones “realistas” en oro fueron elaboradas por la Casa de Moneda de México de 1695 a 1729, aunque durante esos 35 años el autor señala solo logró ubicar 12 fechas diferentes. Adicionalmente agrega, que en un año puede sólo se acuñaran piezas de presentación y ninguna destinada para circulación corriente, es el caso del 8 Escudos de 1702.

En el 2014 la casa subastadora “Heritage Auctions” en la descripción del lote 24554, subasta 3030, abono información señalando solo se conocen 13 fechas, a la razón de: 1695, 1698, 1702, 1711, 1712, 1713, 1714, 1715, 1717, (1718 – sin ejemplares conocidos pero registrada), 1723, 1728/5 y 1729. Se hace hincapié que en conjunto pueden existir menos de 50 ejemplares sobrevivientes hoy en día, siendo 1702, 1711 y 1714 los más comunes. Adicionalmente, señala que la serie se puede dividir entre “viejo estilo” de 1695 a 1713 y “nuevo estilo” de 1714 a 1729, ya que el diseño de la cruz (en moneda de oro) varía, así como la calidad del punzonaje y cospeles, los campos resultan más suaves y detallados.

Bajo ese mismo orden de ideas, en 2020 en el marco de la «Treasure Auction» #28, a cargo de Daniel Frank Sedwick, LLC, lote #21 menciona una lista actualizada de monedas de 8 Escudos conocidas, listando 13 fechas y 41 piezas. Se agrega que, en el diseño de la cruz al anverso pueden existir hasta 7 diseños (por troqueles distintos) empleados, también apuntando existen menos de 40 piezas en esta denominación. Otros detalles interesantes es que el giro de la moneda generalmente es de tipo medalla. 

royal1

Felipe III, 8 Reales 1609. Subastada por Heritage Auctions en enero del 2014 por $95,000 USD. (más comisiones).

Ahora bien, respecto a las fechas de acuñación para las monedas de plata, los reales el Dr. Glenn Murray apunta que:

«Al parecer, los primeros galanos se acuñan en México en torno a 1607, quizás o no, coincidiendo con la instalación en ese año del invento de las tijeras o ingenio de Miguel de la Cerda […]. La última fecha conocida de un galano de México es 1730, o sea la víspera de la puesta en marcha de las prensas de volante y la moneda de cordoncillo en 1732.

 De Felipe III (reinado de 1598 a 1621) a Fernando VI (reinado de 1746 a 1759) se acuñaron galanos en las cecas de Ultramar, México de 1607 a 1730, Lima de 1684 a 1748 y Potosí de 1626 a 1754.

 En la casa de moneda de Potosí, Bolivia se tienen registros que los galanos surgen el 26 de septiembre de 1626 bajo el nombre de “reales de a 66 reales el marco”, o también llamados en 1635 “8 pesos 2 reales el marco”, en 1646 surge el término “galano”.

Ahora bien, respecto a las denominaciones troqueladas por la Casa de Moneda de México se conocen ejemplares en todas las denominaciones en plata, en oro México fue la única ceca de todas las Peninsulares que acuñó escudos en 8, 4, 2 y 1.

Por otro lado, en el libro  Numismática Española, Catalogo General con precios de todas las Monedas Españolas acuñadas desde los Reyes Católicos hasta Felipe Vi, 1474-2020, mencionan las siguientes fechas:

reales

escudos

En el catalogo de la colección de Jules Guttag se reportan ejemplares de 8 Reales de Felipe III (No. #2585), fechado en 1607, ensayador «D» (también la hay con «F»), menciona existen variedades en las monedas según las inscripciones, que llegan a variar, si bien no menciona ningún adjetivo sobre su forma redonda u origen, si se reconoce son acuñadas.

Otro ejemplar llamativo (para la suerte de 8 Reales) que reporta el mismo autor es una pieza de Carlos II de 1699 (No. #2597), en su momento el autor asegura único conocido, habiendo también fechas de 1671, 1678, 1679 y 1689 únicas conocidas en aquella época (1929). 

5.- Características de su diseño.

En 1998 se publicó en “El Boletín Numismático (No. 180) un artículo de A.J.S. McNickle titulado “Los Escudos de Reyes de España en las Monedas Coloniales de México”, en donde se relata una situación presente en las piezas de presentación, así como en general en toda la moneda Colonial de México (1536 – 1822), cobra relevancia los siguientes párrafos:

Las piezas Coloniales del principio de un reinado acostumbraban el uso de “mulas artificiales”, llamándose así las monedas que tienen algunos punzones de un reinado antiguo y otros de un nuevo reinado, ya sea en su reverso o anverso, esto obedece a la tardanza en conocer el nuevo busto Real, su escudo y la fabricación de troqueles y punzones.

Las “mulas ordinarias” son las monedas que en su anverso tienen una emisión y en el reverso un tipo correspondiente a otra moneda, esto puede incluir discrepancias en el busto y el nombre del Rey en la moneda.

Cuando hay innovaciones en las monedas esto llega a tener como causa el uso de troqueles equivocados y/o simplificaciones para prologar la duración de aquellos.

Los diseños muy intrincados en el que se usaba un punzón tras otro para formar el escudo de armas, castillos, leones, etc. volvía al troquel débil, para contrarrestar ese defecto se redujo el número de detalles en la moneda, lo anterior es parte del porque no hay (o es muy complicado) uniformidad en las monedas de dicha época. Incluso se pueden encontrar errores de punzonaje, es decir, donde debería haber un león, hay un águila o viceversa, o incluso la ausencia de dichos elementos.

Se citan esas líneas ya que hay diferencias entre el diseño de las “monedas de presentación” tanto en oro como en plata con sus similares destinadas a la circulación, ejemplo de ello es que en las piezas de presentación áureas el numeral de la denominación es de tipo romano, mientras que para los valores en circulación de plata son de tipo arábigo, se deduce la razón está relacionada a la cita anterior.

Una lectura indispensable para aquellos interesados en conocer a manera de catalogo las emisiones de este tipo de monedas, la descripción y elementos de su diseño, es el libro madrileño de 1996 por José Luis Lázaro, titulado “Los REDONDOS de Méjico, Lima y Potosí y otras acuñaciones especiales”, ahí por ejemplo se mencionan las dimensiones de estas amonedaciones, por mencionar una de ellas el 8 Reales oscila de los 26 a los 28 gramos, con un diámetro de 43 a 46 milímetros.

La fabricación de galanos implicaba para el capataz de la Casa de Moneda pagarle un adicional por la elaboración de cospeles destinados a estas monedas más engorrosas en su elaboración. Bajo ese mismo orden de ideas cuando la amonedacion concluía los cuños se usaban cobre cospeles irregulares (macuquinas) de moneda circulante tradicional, aunque otros autores arguyen esto es al revés, primero se probaban los cuños de galanos en moneda irregular o corriente, pasando esa prueba se procedía a los cospeles preparados especialmente. 

En la ceca no cualquier operario estaba capacitado para acuñar galanos, siendo que se requería destreza y habilidades para plasmar, a golpe de martillo una amonedación perfecta, los cuños solían fracturarse al poco tiempo de uso, por tal motivo en un solo año pueden encontrarse galanos labrados con dados diferentes, tal es el caso de las piezas de 1713.  Incluso, algunos autores sugieren estas piezas se troquelaban con prensas solo destinadas a este tipo de piezas. 

galano2

Felipe V, 1/2 Real 1719. Subastado por Daniel Frank Sedwick, Theasure Auction #24, noviembre 2018, por $500 USD.

Desde la segunda mitad del siglo XX variados descubrimientos marítimos se han realizado en las costas de Florida (Estados Unidos) , de múltiples galeones, fragatas y barcos hundidos en el periodo Virreinal, con inconmensurables tesoros, monedas y demás objetos de gran valor. 

Por su cercana relación al tema que nos ocupa es de llamar la atención la «1715 Treasure Fleet«, la cual fue una flota de 20 navíos Españoles que partían de Cuba a España, los cuales por un fuerte huracán en las costas del este de Florida naufragaron, once de ellos. Siglos después fueron descubiertos los tesoros, siendo el de mayor relevancia en el 2015, miles de monedas han sido rescatadas, destacando aquellas del tipo galanos o presentación, las cuales superan los $250,000 USD (para el caso de los Escudos) en subastas. Para conocer más al respecto se invita a visitar el siguiente sitio web. CLICK AQUÍ. 

6.- ¿Qué marco su fin?

Como se mencionó líneas atrás una razón fue  al suprimir la función de los mercaderes de plata y correlativamente a los galanos, también terminaría la época de la moneda macuquina, y surgiría una nueva moneda, con el decreto del 9 de junio de 1728 se adopta una nueva amonedación con cordoncillo en el canto el cual dificultara la falsificación. Las monedas ya no se acuñarían a golpe de martillo sino con una prensa de volante que otorgaba mejores resultados. Los punzones y demás material necesario para la acuñación de las nuevas monedas fueron enviados a las colonias en 1730 más el barco naufragio y fue enviado de nuevo hasta 1731, (esta última aseveración no ha sido confirmada, después del hundimiento de 1730 no se tienen registros de que se haya enviado otro navío) llegando a México finalmente. Sería en 1732 cuando comenzó formalmente la acuñación de monedas tipo Columnario, consideradas una de las más bellas realizadas en el mundo, estas se troquelaron  de 1732 a 1771. Para conocer más de estas monedas CLICK AQUÍ

El término galano no significa redondo, si no “bien adornado, con buen gusto e intención de agradar”, los galanos existen por la moneda regular descuidada en su forma y redondez, dejaran de existir con la mecanización de las cecas, acuñando con prensa y cuando los trabajadores de la ceca responden al rey y no a particulares, ambas condiciones ocurren con Felipe V (Murray, 2021)

Resulta interesante conocer que algunas piezas si circularon, incluso se encontraron en circulación siglos después de su emisión con contramarcas, ejemplo de ello son especímenes de Guatemala a mediados del siglo XIX (Heritage Auctions, Auction 3030, 2014, Lote 24649)

A pesar de todo lo descrito, hasta ahora no se ha encontrado documento alguno que autorice la acuñación de galanos, que los regule, o que ponga fin a su labor en el siglo XVIII, de igual manera no se ha encontrado documento alguno que afirme que los troqueles utilizados para los galanos eran o no los mismos que para la moneda macuquina corriente.

IMG_0891

Todo indica, como el Dr. Murray lo menciona que no había un control estatal de los galanos, sino que los propios operarios de la ceca se esmerarían en la realización de cospeles y cuños especiales, con fines extraoficiales.

Se comparte la conclusión de Salcedo Fernández en su obra que reza lo siguiente:

«Lo que es claro es que, hasta el momento, no existe una razón fundada y definitiva que explique los usos ornamentales, ni el objetivo de fabricación de monedas redondas; ya sea la idea romántica de que sirvieron para ser presentadas ante el rey para verificar su buena factura y la excelente calidad y capacidad de los trabajos de la Casa de Moneda, o que sirvieron como ostentosos medallones, símbolo de vanidad, poder o autoridad de quienes las portaban, La realidad es que son solo especulaciones, sin embargo, las lagunas de conocimiento prevalecientes en la numismática permiten a los apasionados de esta disciplina, echar a volar la imaginación y proponer historias que den respuestas a las múltiples interrogantes que aun permanecen sin respuestas».

Si este tema ha sido de su interés se recomienda la conferencia «History of Mexican 8 Reales Silver Coins» por Ricardo de León Tallavas, en la cual se relata la cronología de emisiones de pesos (8 Reales) las monedas de mayor tamaño y valor de México desde el Virreinato hasta la Independencia, por partes o temas se dividen en:

1.- Minuto 1 a 17…Moneda Carlos & Juana, Macuquina y Galanos o de Presentación

2.- Minuto 17 a 21…Columnaria

3.- Minuto 21 a 32…Moneda de Busto

4.- Minuto 29 a 32…Circulacion de la moneda mexiana en el mundo

5.- Minuto 32 a 34…Cantidades acuñadas por periodo

6.- Minuto 34 a 44…Moneda del Mexico independiente

Monedas de presentacion

Bibliografía: 

  • Adams, E. Guttag J. (1929) Catalogue of the Collection of Jules Guttag. Compresing the coinage of Mexico, Central America, South American and the West Indies. New York, USA.
  • Aureo & Calico, (2019), Numismática Española, Catalogo General con precios de todas las Monedas Españolas acuñadas desde los Reyes Católicos hasta Felipe Vi, 1474-2020″.Barcelona, España. 
  • Cano, Pedro (2021) Historia de la moneda en Hispanoamérica en Escuela Virtual de Numismática de UNAN, Unión Americana de Numismática.  

  • De León Tallavas, Ricardo, (2020) Seminario de Numismática Mexicana, 50 años de la Sociedad Numismática de Monterrey, 2020. Monterrey, México. 

  • Heritage Auctions, (2014), Gold Royal Cob Sheds Light on Spanish Colonial Coinage and Highlights Heritage World Coin Results, en CoinWeek, recuperado de: https://coinweek.com/auctions-news/gold-royal-cob-sheds-light-spanish-colonial-coinage-highlights-heritage-world-coin-results/ , consultado el 4 de agosto del 2016.
  • McNickle A.J.S, (1998), Los Escudos de los Reyes de España en las Monedas Coloniales de México, en El Boletín Numismático No. 180, julio – septiembre 1998, por Sociedad Numismática de México. México D.F.
  • Murray Fantom, Gleen Stephen, (2016), Guía de las cantidades acuñadas: cecas de Potosí y Lima : una síntesis y conversión matemática del trabajo de Carlos Lazo García : con sección especial galanos : en memoria de Carlos Lazo García, por Asociación Amigos de la Casa de la Moneda de Segovia. Segovia, España.
  • Murray, Gleen (2021) La moneda Española de plata: El creciente descuido en su acuñación a martillo; motivos, consecuencias y soluciones [conferencia pronunciada el 2 de diciembre de 2021]. Convención Internacional de Historiadores y Numismáticos, Cartagena XXI. Colombia.
  • Ponterio, Kent, (2000), Ocho Escudos Redondos. Monedas de Presentación, en El Boletín Numismático No. 187, abril – junio 2000, por Sociedad Numismática de México. México D.F.
  • Ruiz Calleja, Adolfo, (2018), Los galanos de México, Lima y Potosí y su coleccionismo, en Ruiz Calleja, Blog Numismático, recuperado de: https://blognumismatico.com/2018/05/12/los-galanos-de-mexico-lima-y-potosi-y-su-coleccionismo/  , consultado el 20 de marzo del 2020.
  • Salcedo Fernandez, Marina (2014), Apuntes en torno a las Monedas de Presentación acuñadas en México en “Escudos, Reales, Pesos y Centavos”, por Banco de México. México D.F.
  • Sedwick, Daniel Frank, (2020) Treasure Auction #28. Florida, Estados Unidos.
  • Varios Autores (2021) La proyección global de la plata mexicana: intermediarios y latitudes en I Conversatorio de Historia Monetaria. El peso fuerte de plata: historia y perspectivas a futuro. Facultad de Economía. UNAM. Ciudad de México.

contacto

2 comentarios en “Macuquinas Redondas-Monedas de Presentación

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s