Mi visita al Museo Numismático Nacional

0

Mi visita al Museo Numismático Nacional

En Julio del 2016 visité el Museo Numismático Nacional en la Ciudad de México, si bien como coleccionista e investigador de la Moneda Mexicana sabía que desde hace meses prestaba sus servicios hasta hace poco tuve la oportunidad de visitar tan grandioso lugar.

¿Qué importancia tiene este lugar? Para empezar puedo mencionar que de 1850 a 1992la moneda se acuño ahí. Monedas 8 Reales, del Segundo Imperio, Pesos Balanza, Pesos Porfirianos, y casi toda la moneda del Siglo XX fue labrada en este gran lugar. De 1905 a 1970 toda la moneda de la nación se acuño en la Casa de Monede de Apartado, ¿Por qué ese nombre? Por el proceso que se solía a hacer anteriormente “el Apartado” el cual es un proceso industrial de separar el oro y/o plata que venía mezclado con la plata de las minas.

Uno de los lugares que por más de un siglo se mantuvo aislado de la vida de la calle, por el cual transitaron cientos de kilos de oro y plata parte fundamental de la historia numismática de México fue visitado por su servidor.

A lo largo de estas líneas les platicare acerca de este Museo.

Su ubicación en el centro de la Ciudad de México entre los mercado El Carmen, La Lagunilla y Tepito lo hacen parte de la identidad Mexicana. Hay dos entradas por la calle de Apartado y Bolivia, más yo ingrese por esta última.

Al entrar lo primero que se puede apreciar es la tienda de la Casa de Moneda de México la cual cuenta con variedad de hermosas monedas y medallas, enfrente de la tienda está el Archivo Histórico de la Casa de Moneda, después de recorrer este corredor y un pequeño patio entramos al corazón del museo, la estructura muy parecida a las viejas casonas del Siglo XIX tiene un patio central y alrededor en dos plantas varios recintos.

Ahí tuve el gran placer de saludar y el tomar el recorrido que hace Salvador García Lima encargado de Apartado.

Bueno y empieza el proceso para poder conocer cómo se acuño la moneda en México por más de un siglo.

Sala de Fundiciones.

000

00

Disculpe usted el extenso uso de la palabra “impresionante” pero eso es poco comparado con la sensación de estar en tal lugar.

La sala de fundiciones de muros y techos altos aun con vestigios de hollín y vapores por fundición de metales es donde inicia el proceso de una tradición de siglos.

En este lugar llegaban los metales para su fundición en crisoles de unos 2m de alto. También se elaboran las aleaciones adecuadas para la acuñación posterior de monedas, en este lugar con mínimas medidas de seguridad en comparación a las actuales los trabajadores ponían su empeño en hacer lo mejor posible, llegando a laborar más de una jornada frente a hornos que superaban los 1000 grados centígrados conviviendo con vapores tóxicos en un ambiente con una temperatura que podía superar los 50 C.

 

Una vez que el metal estaba listo con una herramienta de metal en forma de cubeta se vería el metal sobre “rieleras” que es de donde se producían los rieles de metal (parecidos a lingotes).

La segunda fotografía nos permite apreciar en primer plano las rieleras y al fondo los crisoles.

16

Para transportar los pesados materiales en las diferentes salas de Casa de Moneda se usaba un sistema de vagones, aquí podemos ver las vías.

Sala de Amonedación o Acuñación

Ya con el metal listo se pasaba al siguiente paso. Primero se necesitaba transformar los rieles a lo más cercano a un cospel (donde se acuña la moneda).

Los rieles se convierten en láminas.

Los laminadores de desbaste son máquinas que adelgazan los rieles hasta hacerlos láminas de acuerdo al grueso necesario para cada moneda. En otras palabras los “lingotes” eran aplanados por dos rodillos de metal hasta quedar largas láminas de metal, en las siguientes fotografías podemos apreciar esta parte del proceso:

7

A la izquierda los rieles, los cuales se introducen entre el par de rodillos hasta que tengan el grueso necesario para los futuros cospeles. A la derecha las laminas.

7A

Acercamiento de del Laminador de Desbaste, podemos ver como ya el riel ya se esta alargando.

Ya con las láminas podemos hacer cospeles.

El corte de cospeles se hacía en estas máquinas. El sobrante llamado “cizalla” era vuelto a fundir para su posterior uso.

10c

Maquina cortadora de cospeles

Lo que quedaba de las laminas una vez que salían los cospeles, conocida como “cizalla”

4a

Cospeles.

12

Cospeles defectuosos, por mal corte u otros factores.

La Casa de Moneda tenia estrictos controles, toda era pesado y verificado, si el trabajador estaba manejando 872.5 gramos de plata tenía que entregar los mismos en producto terminado, en caso de que faltara se le descontaba de su salario. Es por esto se utilizaban grandes y exactas basculas para pesar los materiales.

9A

Balanza de Control.

12a

Por este útil artefacto pasaban los cospeles, solo pasaban los redondos de buen tamaño, los defectuosos se quedaban y así se lograba un mejor control de la calidad.

Aún falta un par de pasos más para poder llegar a la acuñación.

En el tour del Museo tuve la oportunidad de tener en mis manos un cospel recién cortado, me llamaron la atención las características de esta pieza metálica, lo primero son sus bordes sumamente rasposos, su textura tanto en el anverso como el reverso muy diferente a una moneda ya terminada.

El cospel una vez que es cortado es muy duro para la acuñación, si pasara directamente podría dañar los troqueles y de más maquinaria por lo que es introducido a un horno y es calentado a una gran temperatura, a este proceso de le llama “recocido”.

Una vez que sale del horno hay un problema, ha perdido su brillo y algunas otras propiedades metálicas que tenía para esto pasa por un proceso de pulido, lavado y secado que permitirán tener al cospel casi listo para su acuñación.

17

Lavadora de cospeles.

La última parte del proceso es el labiado del cospel, aquí se general canto más también tiene otras útiles aplicaciones, como permitir que la moneda sea apilable (una sobre otra). El labiado también se conoce como la creación del listel o ribeteado y consiste en levantar la orilla o listel de la moneda para que así los troqueles del anverso y reverso no tengan que remover mucho metal para crear la moneda. El cospel sufre una reducción en su diámetro al presionar y así levantar su canto.

En la labiadora el cospel pasa por un circulo en el que se va levantado la orilla y a la vez se va creando el canto el cual puede ser liso, estriado, estriado discontinuo, parlante, etc.

18

Labiadora

El cospel ya está listo para recibir el golpe del troquel.

La Casa de Moneda de Apartado ahora Museo Numismático Nacional cuenta con más de una docena de prensas para acuñación de monedas para distintos diámetros de monedas y con distinta potencia (toneladas de presión al acuñar). Las más abundantes son las prensas marca “James Watt”.

15a

Una de las prensas que se ha ganado fama es “La Bailarina” la cual continua acuñando desde el siglo XX que entro en funciones. Su nombre se debe ya que al acuñar hace un curioso movimiento como si estuviese bailando, dicha maquina es la encargada de acuñar las monedas de recuerdo o suvenir que se obsequian a los asistentes del tour.

15

La Bailarina.

Medalla 480 Años Casa de Moneda 2016

Suvenir entregado en el Tour.

 

Más regresando al tema, las monedas pasaban por el golpe de los troqueles y se acuñaban, se revisaban las monedas y se clasificaban para evitar la menor cantidad de desperfectos posibles.

Prensas de acuñación.

Acercamiento a la zona de acuñación.

20

Los trabajadores tenían que revisar la moneda no solo por el anverso y reverso, también en el canto.

Una vez que las monedas eran acuñadas y revisadas eran guardadas en costales del Banco de México para su traslado, mientras tanto eran resguardadas en cajas fuertes o de seguridad.

6

En estas bóvedas no solo se almacenaba y guardaban monedas, también los metales finos con las que trabajaría la ceca. Las cajas de seguridad eran varias distribuidas en las distintas salas de la casa de moneda.

11

El Museo es bastante grande, aquí una imagen de las múltiples áreas de trabajo para la elaboración de monedas.

Las imágenes e información presentada es poco comparado con todo lo que usted puede ver y aprender en el museo.

Si desea conocer más acerca del proceso de acuñación dentro del Museo Numismatico Nacional lo invito a revisar los siguientes vídeos:

En caso de no poder visualizar el vídeo CLICK AQUÍ

En caso de no poder visualizar el vídeo CLICK AQUÍ

La siguiente sección es la Galería o sala de exhibiciones, donde podremos encontrar en varias vitrinas dentro de un espacio didáctico monedas de todas las épocas de México, desde Carlos y Juana hasta Siglo XXI.  Además de diversos herramentales originales usados en Casa de Moneda a lo largo de los siglos para la elaboración de la moneda.

Galería o Sala de Exhicion.

Estimado lector, en caso de haber usado un termino inadecuado o haber omitido información no dude en hacérmelo saber a través de la sección de comentarios. Gracias.

Matrices y Troqueles de monedas sumamente raras o costosas es parte de lo que podemos apreciar.

B

Matriz para la moneda prueba $200 pesos 1991.

C

Matriz para la moneda prueba $100 pesos 1991.

También podemos ver otras piezas icónicas de la Numismática Mexicana.

G

F

H

J

Punzon para moneda colonial.

M

L

Punzón de la primera Columnaria de 1732.

Monedas muy raras o escasas:

O

P

A

Kilogramo de oro, solo 100 piezas acuñadas.

___________________________________________________________________

Acudir al Museo Numismático Nacional es una experiencia inolvidable, un viaje al pasado que nos permite comprender la creación de piezas que hoy coleccionamos e incluso de monedas que llegamos a tener en nuestras manos.

No pierda la oportunidad de visitar el Museo el cual se ubica en  Apartado #13, (entrada por Bolivia s/n) entre Argentina y el Carmen, Col Centro, Cuauhtémoc, C.P-06020, Ciudad de México.

Horario:

Martes a Domingo de 9am a 4pm
Visita guiada de Martes a Viernes: 1pm
Fines de semana: 11am y 1 pm.

Teléfono:  (55) 55 11 77 00

Página web: http://www.cmm.gob.mx/museo/

¡No se arrepentirá!

Y descubra por su cuenta todas las maravillas que lo esperan.

Anuncios