¿Por qué no se acuñaron pesos Resplandor de 1928 a 1931?

1

De 1918 a 1945 se acuño en México una de las monedas más simbolicas y preferidas de los coleccionistas, el Peso Resplandor, el cual existe en dos tipos ley 0.800 con 18.12 gramos acuñado unicamente en 1918 y 1919 y el segundo tipo ley 0.720 con 16.66 gramos acuñado de 1920 a 1945, ambos con 34mm de modulo.

Más resulta interesante saber que esta popular moneda no se acuño consecutivamente, es decir año tras año, haciendo un estudio de los años de emisión podremos encontrar un “hueco” en los años de 1928, 1929, 1930, 1931, para volver a acuñarse en 1932. Y aún así la serie continuaría con años no consecutivos hasta su desmonetización en 1945.

4

Más el motivo de estudio del presente trabajo es poder saber el porque no se acuño en los años anteriormente mencionados.

Para abordar este interesante tema repasemos un poco el inicio de esta serie.

En 1918 se intenta restaurar en México el patrón oro (perdido en la Revolución, mas instaurado desde la Reforma Monetaria de 1905). En dicho modelo, la base del sistema seria la especie en oro con valor intrínseco pleno y poder liberatorio ilimitado . Como piezas de apoyo se expedirían monedas de plata parcialmente fiduciarias (con cierto valor intrínseco, aunque menor que el valor facial)

El funcionamiento de dicho patrón requería la unión del sistema monetario, a través de una canjeabilidad ilimitada de las monedas de oro y plata , lo cual solo se garantizaría si se pudiera hacer un acervo monetario considerable, algo que nunca se pudo cumplir. En otras palabras el Banco debería de garantizar cambiar 5 pesos oro por 5 monedas de un peso plata, por ejemplo.

El problema comienza a surgir a comienzos de la década de los 20s.

Si analizamos los registros de acuñación anuales de esta serie podremos encontrar la siguiente información:

2

 

Haciendo breves calculos de 1921 a 1925 se acuñaron monedas de plata por poco más de 150 millones de pesos, que en la época era una suma de gran consideración. Ello, si se toma en cuenta que al cierre de 1925 el saldo de la moneda de plata en circulación se estimaba en un poco más de 166.3 millones de pesos,  por 270 millones en monedas de oro. Haciendo una proporción notaríamos lo siguiente del total circulante: 57% moneda de plata, 41% de oro, 2% otros metales. Una de las razones de estos exhorbitantes montos de acuñación fue la administración hacendaria de Adolfo de la Huerta de 1920 a 1923, el cual autorizo la acuñación de estas cifras con tal de cubrir el deficit presupuestario del gobierno.

La excesiva acuñación de monedas de plata propiciaron la depreciación de esta frente a las monedas de oro. Había mucha moneda de plata circulando. Con el tiempo se crea una disparidad creando dos escalas de precios, una en moneda aurea y otra en moneda de plata, esta ultimaba se le aplicaba un descuento sobre su valor nominal que fue creciendo conforme pasaban los años.  El golpe definitivo viene con la depreciación mundial de la plata y la creciente apreciación del oro, con ello comienza una gran explotación de moneda de oro, lo que provoca una abundancia de moneda de plata y una escasez de moneda de oro

La depreación de la moneda de plata trajo además la depreación del peso mexicano con otras divisas, mayormente el dólar norteamericano  (tanto en moneda de oro como de plata) esto ocasionado por la situación politica y economica del momento.

Además de esta depreciación había otros factores económicos que afectan a la nación por ejemplo de 1925 a 1927 las exportaciones de oro y plata descienden de 135. 7 millones a 87 millones de pesos y en 1927 China e India cancelan sus compras de plata a México.

A eso se le sumaba la crísis o crack de 1929 que desde 1926 comenzó a afectar a México. Causando bajas en exportaciones de petróleo y minería las cuales eran fundamentales para las finanzas nacionales.

En febrero de 1927 el Secretario de Hacienda, Luis Montes de Oca, prohíbe mediante decreto la acuñación de moneda argentífera, mas como la disparidad continúa expandiéndose a niveles críticos, para Julio de 1931 se estableció una nueva Ley Monetaria que desmonetizó en definitiva en patrón oro (usado oficialmente en México desde 1905, más re-implementado en 1918). Esto le restó “competencia” a la moneda de plata para lograr su estabilización, mas este no fue el único argumento para establecer esta nueva Reforma. Los argumentos fueron varios, entre ellos la presión internacional, como que en 1931 Inglaterra abandonó el patrón oro junto con su colonias.

A grosso modo esta medida ayudó a la consolidación del papel moneda del Banco de México que estaba en un proceso de entrada al público.

Podemos concluir que el Peso Resplandor se deja de acuñar durante 1928 a 1931 por acumulación de circulante, depreciación y descuentos sobre el valor nominal de la moneda.

Se deja de acuñar para evitar un descuento en la moneda de plata.

La Reforma Monetaria de 1931 fue de las más importantes del Siglo XX impulsada por el gobierno de Pascual Ortiz Rubio y su secretario de Hacienda, Luis Montes de Oca.

3

Despúes de la restricción de acuñación de moneda de plata impulsada años atras  y luego de la implementación de la Reforma de 1931 al año siguiente regresa el Peso Resplandor el cual se acuñara en un monto grande (50,770,000 millones) para cubrir la falta de moneda por 4 años.

Las monedas de plata regresan a circulación en 1932 sin monedas de oro como  compañeras de cono monetario, como solía ser de 1927 para atrás ya que para su reingreso en 1932 las monedas de oro habían sido desmonetizadas de circulación.

Cabe resaltar que no solo las monedas de 1 peso de la Familia Resplandor sufrieron cortes en su acuñación también las monedas de 10, 20, 50 centavos Resplandor no tuvieron años consecutivos de acuñación.

monedas.png

Bibliografia:

  • Richard A. Long. (1976). The Availability of 20th Century Mexican Coins. Bandon, Oregon.: Wegferd Publications.
  • Eduardo Turrent. (/). LA REFORMA MONETARIA DE 1931 Y SUS CRITICOS —Debate interno y ecos del exterior—. México D.F.: Asociación Mexicana de Historia Económica
  • Eduardo Turrent. (2000). El Banco de México su Historia Temprana. México D.F.: Banco de México.
  • Luis Montes de Oca. (2016). Salón de Retratos de los Secretarios de Hacienda. 1 de Octubre del 2016, de Secretaria de Hacienda y Crédito Público Sitio web: http://www.apartados.hacienda.gob.mx/galeria_secretarios/html2/ocho.html
  • Imágenes: Heritage Auctions, Secretaria de Hacienda.

Este artículo fue expuesto a manera de conferencia ante la Sociedad Numismatica de Monterrey en Noviembre del 2016.

Descargue la versión en PDF aquí. 

contacto

Anuncios