Introducción a las Monedas Columnarias

Durante el reinado de Felipe V (1700-1746) se dio una transformación al sistema monetario de España y las colonias. El 7 de Junio de 1728 se expidieron Ordenanzas para agregar los cargos de superintendente y contador a la Casa de Moneda, así como establecer nuevas normas de acuñación, sin embargo, fueron las Ordenanzas dadas en Cazalla el 16 de Julio de 1730 las que establecieron una transformación total.

Dentro de las nuevos cambios la Real Hacienda pasaba a tener el control de los puestos laborales dentro de la Casa de Moneda dejando de estar a manos de los particulares. Desde siglos atrás estos se arrendaban o vendían al sector privado. En México el 25 de Febrero de 1733 conforme a las anteriores Ordenanzas los oficios vendibles quedaron incorporados a la Corona, aunque sería hasta 1778 cuando todos los trabajadores de Casa de Moneda eran empleados de la corona. Parte de los nuevos cambios fue en 1731 cuando el Virrey Marqués de Casafuerte ordena a Nicolas Peinado (quien tenia como profesión la arquitectura)  inicié las obras de ampliación de la Casa de Moneda, las cuales concluirían en 1734, e inauguradas por el Virrey Antonio de Vizarrón, tales trabajos mejoraron el equipo de la ceca por una inversión de $454,000.

punzon maestro

Punzón maestro para generar los elementos del diseño de las monedas como el canto, los rosetones, el escudo, las leyendas, etc. De aquí surgían los punzones, que a su vez generarían matrices y troqueles.

Desde 1728 comienza la segunda clase de amonedación en la Nueva España que circularía hasta 1732. Los cuños nuevos llegaron a México el 25 de febrero de 1732, aunque es hasta el 19 de noviembre de 1732 cuando Nicolas Peinado y Valenzuela comunica que se ha empezado a acuñar moneda circular en los troqueles mandados a España, al acto de las primeras amonedaciones asistieron el Virrey Marqués de Casafuerte y el Superintendente de la ceca José Fernando Veytia.  El 29 de marzo del mismo año el virrey lanza desde el balcón de Palacio Nacional estas monedas a sus súbditos para celebrar.

Respecto al motivo de la ampliación o recomendación del edificio de la Casa de Moneda, el cambio administrativo en el funcionamiento de la ceca así como las fechas en que inicio a labrarse la nueva moneda el autor Víctor M. Soría (1994), expone:

En vista de que la acuñación de la moneda circular requería máquinas a volante cuyo acomodo necesitaba nuevos espacios, el edificio de la Casa fue sometido a transformaciones importantes del 16 de abril de 1731 al 18 de diciembre de 1734.

Las nuevas monedas se labraron el 29 de marzo de 1732, bajo la presencia del virrey de Nueva España el Marqués de Casafuerte , el superintendente de la Casa de Moneda Joseph Fernández Veytia Linage, el director de la ceca [sic] Nicolás Peinado y Valenzuela, el teniente de la ceca Alonso García Cortés y el granador Francisco Monllor.

La circulación no comenzaría hasta tener la ceca suficiente moneda como fondo, que sucedería el 23 de diciembre de 1732.

La incorporación de la Casa de Moneda de México a la corona constituyó una de las decisiones estratégicas de la administración borbónica para hacer viable la reforma fiscal y el incremento del comercio con la Nueva España, con la finalidad de aprovechar al máximo el excedente económico novohispano. Esto se logró por medio de una regulación monetaria de tipo «penúrico» determinada principalmente por el Estado borbónico y los grandes comerciantes de la ciudad de México, la cual hizo posible el traslado de dicho excedente a la metrópoli

La época de acuñación de la moneda columnaria en México no solo significo avances en el campo monetario, es bien sabido Felipe V y sus dos importantes sucesores, Fernando VI y Carlos III llevaron también a la Nueva España a los adelantos técnicos y científicos que inauguraron una nueva era. La amonedacion de este nuevo circulante responde a reducir la constante falsificación y mutilación de las piezas, cuya merma de plata era un azote de la anterior amonedación macuquina.  En la obra «Colección Numismática Licio Lagos», apunta la autora Elza Lizalde Chávez:

Las piezas de esta época marcan el inicio de la edad de oro de la numismática mexicana; son esas monedas acuñadas por la casa de México las que con justicia sentaron la fama y prestigio de la ceca novohispana. Las piezas de plata de ocho reales llamadas «columnarias» o de «mundo y mares» en cuyo diseño barroco se inspiraron muchas otras monedas europeas de la época, se cuentan entre las piezas más bellas de la historia numismática universal. Si las burdas macuquinas de ocho reales conquistaron por su pureza los mercados extranjeros, la columnaria habría de ganar para siempre la supremacía de esos mercados.

Más aun, se pudo dar respuesta a los reclamos internacionales sobre la tosca moneda del nuevo mundo, esto lo comenta el Dr. Bernd Hausberger especialista en historia económica, quien recientemente señalo (2021) que desde el siglo XVII los comerciantes europeos se quejaban de la mala calidad  y manufactura de la moneda novohispana, aunque nunca dejaron de aceptarla, siendo que el éxito de la moneda de las Américas se debió a su cantidad, no a su calidad, la masa producida, nunca antes vista. 

1732

Punzón, 8 Reales, Columnario, 1732, México, ceca MX.

El 19 de junio de 1728 se manda a  que se cumplan las Reales Ordenanzas de acuñar las monedas con buena estampa y cordoncillo al canto, posteriormente el 5 de agosto del mismo año se expide Cédula Real sobre la ley, peso, forma de las monedas, redondas y con cordoncillo al canto. Acto seguido, para el siguiente año, el 4 de febrero, se menciona toda la plata que ingrese a la Casa de Moneda de México, tanto de particulares como de Su Majestad deberá labrarse con la nueva ley (0.917). Las ordenanzas de la nueva moneda además contemplaban que la moneda americana pasaría a tener una ley mayor que la Española. Adicionalmente, las moneda serían pesadas con las mismas balanzas que la moneda de oro, en aras de dar mayor certeza y exactitud.

Para 1736 se informaba al rey que toda la moneda anterior (macuquina) ya había sido recogida, aunque informes reportan que para 1799 seguía circulando moneda macuquina en Cuba, Santo Domingo y Puerto Rico, los últimos años de acuñación  de esta moneda de forma irregular en México fue en 1733. El 10 de abril de 1750 se gira un bando que autoriza el curso simultaneo de la moneda macuquina con las piezas columnarias, por carecer la fabrica de moneda de la capacidad de producción para solventar la falta de numerario.

Para conocer el funcionamiento interno de la Casa de Moneda de México en el siglo XVIII, CLICK AQUÍ.

La nueva moneda Columnaria sufrió una devaluación en su ley o pureza de plata de 11 dineros 4 granos a solo 11 dineros.  En el sistema actual se puede entender que la moneda previa (la Macuquina) tenia una ley de 0.930 y la siguiente la Columnaria tendría pureza en plata de 0.917. Otras particularidades de relevancia son que en el proceso de acuñación primero se hacia el canto, así se facilitaba el posterior proceso de acuñación. 

El tratadista Manuel Orozco y Berra, comenta sobre esta reducción en el contenido de metal precioso que obedecía a dar mayores ganancias a la corona por cada marco de plata, por ejemplo, con la ley 11 dineros 4 granos (0.930) se producían 67 reales o monedas por marco de plata, al bajarla a 11 dineros (0.917) se obtendrían 68 monedas o reales, por lo cual es evidente la ganancia. (Para conocer más sobre el tema de los marcos y demás equivalencias CLICK AQUÍ). 

Sobre este tema, el autor A. Piatt Andrew Jr, relata: «la reducción de la ley en las monedas dada en 1732 obedece a el incremento en el costo de la amonedación, por el aumento en la calidad de acuñación y los costos que ello implicaba, la diferencia de metal precioso por una moneda del mismo valor cubrió estas erogaciones. […] de 1497 a inicios del siglo XX el Peso Mexicano solo fue reducido un 5.9%»

En las Ordenanzas de 1728 se especificaba que a las Colonias Españolas se enviarían pruebas o muestras sin denominación ni marca de ensayador pero si con el diseño y dimensiones correctas de cómo debían acuñarse las nuevas monedas esto junto con las matrices correspondientes a cada denominación.

Dichas pruebas ceca Madrid de 1729 las hizo el escultor personal de rey, quien no tenia experiencia en la fabricación de monedas, esto obedece a sus diferencias en el diseño frente a la acuñación regular, como los dos mundos, habiendo puesto primero a las Americas y luego a Europa, cuando es viceversa, este solo hizo 2 monedas de cada denominación del cono monetario en reales y escudos.

Los troqueles elaborados en Madrid aunque acuñadas las muestra en Sevilla se enviaron a las Colonias Americanas matrices de la nuevas monedas, ademas de «ensayos» o pruebas sin denominación y ensayador para que las cecas del nuevo mundo pudieran ver los resultados finales y garantizar el mismo diseño y dimensiones.

prueba

4 Reales 1732, Felipe V. Moneda  subastada por Stack’s Bowers & Ponterio ANA Auction – Sess. A-C, agosto 2017, lote #21157, vendido por $3,600 USD.

No confundir las pruebas ceca Madrid de 1729 con aquellas emisiones preparatorias de 1732 ceca México (como la de la imagen), estas monedas tienen un propósito diferente, las monedas ceca Mo sin denominación ni ensayador fueron producidas en México, son las primeras tiradas de casa de moneda, se dieron como obsequios. También son muy escasas. Respecto a aquellas de 1732 el autor, Alberto. F Pradeau determina que aquellas monedas de 1732 sin denominación ni marca de ensayador fueron acuñadas con un cuño de muestra, pudiendo clasificarse como pruebas.

En la descripción del lote proporcionada por la casa subastadora se menciona:

El autor Gilboy señala que esta es una pieza experimental acuñada directamente de la matriz enviada desde Madrid. Por otro lado Brad Yonaka en su libro «Guia de Variedades de la Moneda Columnaria Fraccionaria de la Ciudad de México 1732 – 1771» indica: «es creído que estas monedas fueron troqueladas por cuños enviados desde Madrid para servir de ejemplo de como la moneda oficial debería lucir, solo 4 piezas conocidas para la denominación de 4 reales».

Los cambios en la administración y operación de la Casa de Moneda implementados por la dinastía Borbón a cargo de Felipe V son referidos con detalle en la obra Historia social de la Real Casa de Moneda de México, a cargo del autor Felipe Castro Gutiérrez, obra que puede ser descargada CLICK AQUÍ. De tal texto destaca:

  • Con tales reformas la plata sería comprada directamente a los mineros, tratando de reducir el monopolio de los comerciantes
  • El fondo revolvente de la ceca de moneda lista, que se daba a los mineros cuando traían la plata sin refinar o en pasta llego a ascender a 2.8 millones de pesos para 1780.
  • El cambio de cuños en 1732 presento resistencia y opositores, dirigida por los comerciantes y oficiales mayores.
  • Los cambios administrativos y de amonedación lograron se fabricará moneda con mayor eficacia y perfección, creciendo así la cantidad de acuñación
PUNZONES MANUALES PARA CREAR CUÑOS. ELEMENTOS VARIADOS QUE COMPONEN LA MONEDA O MEDALLA.

El numismático e investigador Jorge Proctor abona nueva información respecto de las muestras Madrileñas, en el artículo «Un columnario madrileño de 1729 conservado en el Museo de la Casa de Moneda de México«, que pueden llegar a contradecir la información proporcionada lineas atrás, a continuación se comparte una síntesis del texto a manera de cronología que explica la creación de estas piezas que antecedieron las amonedaciones mexicanas. 

  • 9 de junio de 1728: Pragmática que establece que se deberán labrar muestras en cobre de la nueva moneda.
  • 8 de septiembre de 1728: Se aprueba el diseño.
  • 26 de octubre de 1728: Diego de la Casa, el Jefe de Talladores de la Casa de Moneda de Segovia, recibe el encargo de diseñar una nueva moneda para sustituir al circulante acuñado hasta entonces en las cecas de los Reinos de las Indias, de acuerdo con lo prevenido en la Pragmática de 9 de junio de ese mismo año.
  • 19 de agosto de 1729: De manos del  tallador salmantino Francisco Fernández Escudero realiza el diseño final, el cual remite al Marqués de Feria, quien confirma haber recibido la solicitud de las muestras
  • 22 de agosto de 1729: Diego de Sosa tallador real estaba terminando los cuyos de las piezas de a ocho, dos y los medios reales, dejando la de cuatro para la semana siguiente, y preguntaba si las muestras debían remitirlas en cobre o en plata.
  • 24 de agosto de 1729: Primero se harán monedas muestra en plata para el monarca, y posteriormente en cobre para enviar a las cecas de las Indias.
  • 6 de octubre de 1729: Se entregan dos muestras de todas las piezas del sistema monetario, desde los ocho reales a los medios, pasando por los cuatro, dos y sencillos, sin marcas de ensayador ni de valor, uno de estos juegos fue entregado a don Nicolás Peinado Valenzuela, el nuevo director de la Casa de Moneda de México, que se dirigió a su nuevo destino junto a su teniente Alonso García Cortés y al tallador Francisco Monllor.
  • 18 de septiembre de 1732: El Superintendente de la ceca, José Fernández Veitia Linage informa de la  recepción de las matrices de punzonería, orlas, letras y gráfilas, así como las monedas efectuadas en plata, en cumplimiento de la Instrucción dada para el gobierno y dirección de las Reales Casas de Moneda de 1728.

1729

Los inicios fueron complicados, para el 21 de enero de 1732, Francisco Menllora informa a Nicolas Peinado y Valenzuela orden que se haga de nuevo el punzonaje para lo que toca a escudos, coronas, leones, castillos y todo lo que compone las armas reales. Hubo modificaciones con tal de lograr la mejora en acuñación, el 4 de mayo de 1736, Francisco Monllox informa que se han acuñado monedas con los nuevos troqueles tallados y reducidos de mejor manera. .El 17 de marzo del mismo año Su Majestad ratifica la legislación para  que se hagan monedas circulares y con cordoncillo al canto, sobre esta denominada la «tercera cara de la moneda», estaba conformado o dibujado por flores de lis (implementadas en el diseño de la moneda desde 1700 con la entrada de la Casa Borbon), dichas flores en el canto son mas cortas en la moneda Mexicana que en la Española.

La serie de monedas Columnarias se acuñaría en la Casa de Moneda de México de 1732 a 1771, después de las monedas de Carlos y Juana y las Macuquinas estas demuestran como la Casa de Moneda mejoro en mucho sus técnicas de acuñación, a la postre del uso de la prensa de volante o volatín que troquelaba de manera certera, así como a la implementación de punzones y matrices hincados y templados, para hacer monedas idénticas, anteriormente el proceso era manual, a golpe de martillo.

TROQUEL

Troquel. (Museo Numismático Nacional Casa de Moneda de México). 

L

En el año 2003 se publicó en la revista científica “Nuclear Instruments and Methods in Physics Research B 215 (2004) 537–544, de El Sevier” un artículo titulado On the authencity of eight reales 1730 Mexican silver coins by X-ray diffraction and by energy dispersión spestroscopy techniques”, autoría de diversos autores, en tal texto se analizan ejemplares columnarios de 8 Reales ceca Mo fechados en 1730, sin ensayador, pero con denominación; de tal texto se discierne el peso, diámetro, grosor, canto, peso, composición metálica, son correctos, con excepción de una pátina modificada artificialmente, los autores concluyen son especímenes genuinos. Algunos otros, en cambio, defienden la hipótesis son labraciones contemporáneas con cuños originales.

1730

¿Por qué existen monedas macuquinas de 1732 y 1733?

El Sr. Mike Dunigan señalo en su conferencia “The Great Coin Transition 1732 -1734” (La Gran Transición de la Moneda 1732 – 1734), impartida en octubre del 2019 indica que para 1732 no hubo suficiente capacidad de las prensas para acuñar la demanda de moneda, por lo que las macuquinas continuaron acuñándose a golpe de martillo, a la vez que las Columnarias en prensa, la anterior complicación solo se presentó en las acuñaciones argentíferas, el oro continuó acuñándose de forma redonda, con cordoncillo.

En 1733 la producción de macuquinas se trasladó a prensas, (dejando de ser manual), pero en cospeles aún irregulares, esta vez cuadrados o rectangulares, cortados a tijera, los cuños fueron rediseñados, reduciendo el relieve para troquelar sobre cospeles no redondos, los denominados “klippes” continuaron su producción ese año y hasta el primer trimestre de 1734 y solo en valores de 4 y 8 reales. La transición total a la nueva moneda no se alcanzaría hasta ese último año.

Hasta el 23 de diciembre de 1732 la casa de moneda estuvo en condiciones para poner en circulación la nueva moneda, lo cual fue anunciado ese mismo día por el pregonero de la Ciudad de México.

klippe

8 Reales 1733, Felipe V, ceca México. Moneda subastada por Stephen Album Rare Coins Auction 24 14-16, enero 2016, lote 2710, vendido por $1,100 USD.

Adicionalmente, el nombre formal de los klippes es “las cortadas”, fueron las primeras monedas de diseño mexicano, siendo provisionales, de transición, no ordenadas por España. Fueron usados cuños circulares pero cospeles irregulares, de forma rectangular u octagonal, haciéndose en prensas de a volate. Los únicos ensayadores de estas monedas fueron Manuel de León y Francisco Antonio de la Peña y Flores (M y F). Hay klippes perfectamente redondos, pueden llegar a confundirse con los galanos, sin embargo el canto marcará la diferencia.

klippe

Ejemplo de moneda tipo Klippe (o cortada) con un cospel casi redondo. 

El 24 de octubre de 1734 se gira un documento por el cual España agradece a México el cese de fabricación de la moneda Macuquina.

Para conocer más de la época de transición de la moneda mexicana se recomienda el artículo The Transitional 8 Reales of Philip V Struck at the Mexico City Mint 1732-1734, por Kent Ponterio, publicado en el Catalogo de Subasta Ponterio & Associates, marzo-abril 2006, Sale #138, en el cual se abordan temas como  la maquinaria, herramentales, traídos de España. Múltiples amonedaciones en 1733, macuquinas, macuquinas tipo klippe, moneda acuñada en prensa con ceca Mo y Mx. Moneda de 1734, en esta ocasión únicamente klippes y moneda acuñada en prensa, siendo más complicados en este año los klippes. Técnicas de acuñación de los klippes, corte de cospeles diferente a la moneda macuquina. Además se añade que la razón del porque hubo tanto tipo de moneda fue a la premura del tiempo, la falta de personal capacitado y la carencia de maquinaria en tiempo, así como la constante demanda de moneda CLICK AQUI PARA SU CONSULTA Y DESCARGA.

Bando 1732 B

Bando del 18 de diciembre de 1732 por el cual se admite ha existido confusión en la compra de metales para la acuñación de moneda, por lo cual se reafirma que será directamente y únicamente la casa de moneda aquella que pueda pagar e introducir metales para su acuñación a cuenta del gobierno y no más a particulares. (Mediateca INAH, divulgación con uso educativo, sin fines de lucro)

Si bien la mayoría de la autores coincide en que fue 1771 el último año se sabe de la existencia de una moneda Columnaria fechada en 1772, para conocer más click aquí

Estas monedas tienen muchos mensajes interesantes en su diseño:

  1. Los dos pilares o columnas: Las puertas de Hércules o el paso de Gibraltar
  2. Los mensajes en las columnas: “PLUS ULTRA” que quiere decir «más allá» (se interpreta como algo que hay más allá)
  3. Los dos mundos coronados: El viejo y el nuevo mundo
  4. El mar (debajo de los mundos): Se interpreta como el mar la manera de descubrir nuevos lugares
  5. La inscripción “ULTRA VNUM”: Quiere decir ambos mundos son uno
  6. Además algunos historiadores creen que de las columnas de esta moneda se origina el signo de dólar y peso ($)

A diferencia de las monedas anteriores (Carlos y Juana y Macuquinas) que no tenían un canto o forma bien definida, estas monedas están mejor elaboradas con un canto excelentemente realizado lo que prevenía falsificaciones, limado o “corte” de monedas como pasaba en las anteriores con el motivo de retirarles plata para su comercio.

Para mayor información se sugiere escuchar esta conferencia:

Verdad o mito la moneda 8 reales Columnaria mexicana de 1772, a cargo de Pablo Luna H (64 minutos)

Los nuevos controles de calidad eran por mucho más severos que anteriormente, ejemplo de ello es que el 23 de diciembre de 1733. José Fernandez Veytia, superintendente de la Real Casa de Moneda avisa que antes que la moneda circular salga al público debe ser reconocida por el tallador, por el maestro de moneda, por el guardacuño y ensayadores para saber si están o no perfectas, o si tienen algún defecto corregirlas. Correlativamente, el 20 de noviembre de 1734, Alfonso García Cortes informa a Su Majestad testimonio sobre la perfección de la nueva amonedación.

Las dimensiones de las monedas son las siguientes, pequeños cambios puede haber entre cada reinado:

medidas

ENSAYADOR

El ensayador se define como: El que tiene por oficio probar y verificar la calidad de los minerales o la ley de los metales preciosos. De 1536 a 1909 estuvo presente las iniciales de la persona con tal labor en la moneda mexicana, para conocer más acerca de esto CLICK AQUÍ.

¿Por qué se usaban dos ensayadores en la moneda columnaria (uno por cada letra)? Porque no se daban a vasto de tanta producción, dividiéndose por turnos las jornadas.

Adicionalmente en toda la serie hay 5 años con diferentes parejas de ensayadores, 1733, 1754, 1762, 1763, 1770. Puede existir confusión por la variedad de «M» y «F» que existen siendo que hubo varios ensayadores que se llamaron Manuel y Francisco.

¿Por qué hay Columnarias ceca Mo y Mx en los primeros años de emisión?

Sobre la existencia de Columnarias con la ceca “MX” el investigador Jorge A. Proctor en su excelso artículo «The MXo and MX variations in the Mexican Mint Mark» (Las MXo y MX variaciones en la Marca de Ceca Mexicana) apunta que la “ceca MX” surge por una confusión, error de interpretación y pericia de España, relatando ha tenido dos usos oficiales, el primero se remonta a 1675 cuando se autoriza la acuñación de moneda de oro en la Casa de Moneda de México, sin embargo ante dudas respecto a tal edicto se remiten cartas a España las cuales son replicadas en 1679 asegurando en esta ocasión por escrito las nuevas monedas deberán llevar la ceca “Mx”, la autoridad novohispana confundida habiendo ya una ceca “Mo” en uso decide proceder a la ceca “Mxo”, así esperaría seguir la tradición y las nuevas reglas. Por lo tanto, de 1679 a 1713 todas las monedas de oro llevan esta marca de ceca. Para 1714 cambios monetarios eliminan la ceca “Mxo” y regresan “Mo” a la moneda de oro, en todo este relato la moneda de plata no sufrió de alteraciones.

milled

Las décadas pasaron y el error regreso, los herramentales de acuñación provenientes de España para la serie Columnaria mostraban grabado la ceca “Mx”, error que no fue percatado hasta llegar a México, Francisco Monllor fue el grabador responsable, quien además fue enviado de Madrid a México, el defendía el uso de este tipo de ceca, en cambio, Nicolás Peinado Valenzuela, a la sazón director de la ceca, apoyaba que la marca a usar fuera “Mo”, finalmente el primer año de acuñación (1732) se modificaron algunos dados para troquelar con la ceca “Mo”, sin embargo España manifestó que los dados “Mx” inutilizados deberían dárseles un uso, por lo que fueron corregidos a 1733 y empleados ese año, originalmente estaban fechados a 1732, (ver imagen superior) por lo que existen sobrefechas “1732/33”, con ceca “Mx”, en síntesis es 1733 el año en el que se pueden encontrar dos marcas de ceca, uno de ellos por falta de conocimiento y error de España, que no volvería a repetirse, son distintas denominaciones en las que sucede tal acontecimiento. En el mercado coleccionista es mas complicado una moneda ceca Mo que Mx en 1733.

cecas

No solo la marca de ceca, otra diferencia será el roseton superior del reverso (véase donde esta el ensayador «F»), se carece de este en uno de los dos especímenes con ceca distinta.  El haber quitado esta marca obedece a la razón de que haya mas espacio para los dos iniciales de los ensayadores.

El problema fue acrecentado por las diferencias entre el director de la ceca Nicolas Peinado y el Virrey de Casafuerte, habiendo llegado hasta el Tribunal de Indias la controversia entre cual marca de ceca emplear.

Para conocer el proceso de acuñación de la Casa de Moneda de México en esta época CLICK AQUÍ. 

Tres reinados españoles marco esta moneda en el nuevo mundo.

***Felipe V (1732 a 1746)***

Felipe V

Felipe V fue el primer monarca de español de la casa Borbón y uno de los reinados más largos en la historia de la Monarquía Española. Numismáticamente hablando se pueden encontrar monedas Macuquinas y Columnarias de este monarca. Ejerció  dos reinados, el primero de 1700 a 1724 (época Macuquina) después le cedió el trono a su hijo de 17 años más este falleció por viruela a 7 meses de haber tomado el cargo sin linaje alguno, después retoma el cargo en su segundo reinado de 1724 a 1746, las monedas columnarias empezarian en 1732. Durante su reinado se acuño oro y plata. Los ensayadores registrados durante su reinado fueron:

  • «F»…….Felipe Rivas de Angulo   1730-1733
  • «F»…….Francisco de la Peña       1733-1784
  • «M»…..Manuel de la Peña            1733-1763

La lista de ensayadores ha sido corroborada por el libro de Carlos A. Elizondo Jr, «Eight Reales and Pesos of the New World de 1971, San Antonio Texas.

18.png

Columnaria 8 Reales 1733 reinado Felipe V. Moneda subastada por Aureo & Calicó S.L. Auction 317, octubre 2018, lote 5, vendido por $2,700 USD. 

Para acuñaciones en plata (Reales) se fabricaron todos los valores consecutivamente. Para las monedas en oro (Escudos) se acuñaron denominaciones en 1, 2, 4,8 escudos de 1732 a 1747 las leyendas en las monedas varían.

Se tiene registro de documentación en el sentido que el 10 de julio de 1739, España notifica a México que la ley de las monedas no esta de acuerdo a la aleación por ley, especialmente en el año de 1736, manda a que se mejore en ensaye.

De 1732 a 1751 el Gobierno de la Nueva España recolecto 171 marcos de plata (11,457 Reales, 39.33 kilogramos) de moneda Peruana para ser fundida y reacuñada como moneda de México.

Por otro lado, como dato adicional  en 1739 España tenía 14 embarcaciones y para 1802 tenía 558, las cuales eran destinadas al transporte de mercancías entre las indias y la península.

Bando 1732 A

Bando del 23 de diciembre de 1732 en el que se comunica que con base a las previas ordenanzas que autorizan la emisión de la nueva moneda redonda se detalla la instalación de maquinaria en la casa de moneda, la provisión de metales, las equivalencias con las nuevas monedas y el cese del anterior cuño. (Mediateca INAH, divulgación con uso educativo, sin fines de lucro)

La casa subastadora norteamericana «Stack´s & Bowers Galleries» en su subasta de agosto de 2021 «ANA Auction – Session C – World Coins Part 2» lote #41138 ofreció un ejemplar 8 Reales 1732, es de llamar la atención la descripción de la pieza, ya que se incluye presunta correspondencia de la Real Audiencia respecto a la nueva moneda de 1732, con información de que en noviembre de ese año 200,000 pesos plata fueron depositados a la mencionada institución en aras de ser utilizados en la producción de la nueva moneda. Posterior a ello, en diciembre 17 y 20 de 1732 se publicaban los bancos (proclamaciones) sobre la cantidad a amonedar de la nueva moneda.

***Fernando VI (1746 a 1759)***

Fernando VI

Fernando VI tomo el poder durante la guerra de sucesión Austriaca fue un monarca que dio estabilidad a las colonias y a España, logro estimular el comercio y la captación de impuestos así como el fortalecimiento la Armada Naval Española, gobernó de 1746 a 1759. Durante su reinado estuvieron en funciones los siguientes ensayadores:

  • «F»…….Francisco de la Peña       1733-1763
  • «M»…..Manuel de la Peña            1733-1784
  • «M»…. Manuel Assorin                1754-1770

La lista de ensayadores ha sido corroborada por el libro de Carlos A. Elizondo Jr, «Eight Reales and Pesos of the New World de 1971, San Antonio Texas.

La Casa de Moneda de México recibió indicaciones hasta el 1 de abril de 1747, para el cambio de leyendas en monedas a Fernando VI, las matrices se envían hasta el 23 de junio. Por lo anterior, en 1747 hay monedas con las leyendas de Felipe V y Fernando VI.

En 1754 se da el cambio en las coronas, siendo ahora una real y otra imperial, ya que Fernando VI ocupaba ambos títulos. Otro característica del diseño es que todas las columnarias de los 50s se caracterizan por el punzón y marca del “5” no siendo un número arábigo, sino gótico, más alargado.

En cuestión de calidad de las mismas el 25 de noviembre de 1757, Pedro Nuñez de Villavicencio menciona que las monedas están bien grabadas, pero mal impresas.

2

Columnaria 8 Reales 1750 reinado Fernando VI. Moneda subastada por Aureo & Calicó S.L. Auction 317, octubre 2018, lote 24, vendido por $820 USD. 

Para acuñaciones en plata (Reales) se fabricaron todos los valores consecutivamente. En oro (Escudos) se acuñaron denominaciones de 1, 2, 4, 8  de 1752 a 1759 las leyendas en las monedas varían.

El 10 de abril de 1749 se expide bando de España por el cual autoriza la circulación de la moneda macuquina por falta de moneda circulante en sus territorios.

     ***Carlos III (1759 a 1788)***

Carlos III

El reinado de Carlos III destaca por sus reformas económicas por el bien de España y Nueva España, hizo que la industria fuera más rentable y disminuyo los monopolios, así mismo se iniciaron las misiones a California y Texas. Es interesante mencionar que durante su reinado se expidió un decreto el 19 de septiembre 1759 para autorizar la acuñación y fabricación la nueva Moneda de Busto, más por alguna razón se empezaron a acuñar hasta el 8 de abril de 1772. Durante su reinado están los ensayadores:

  • «M» Manuel Assorin………1754-1770
  • «F» Francisco de Rivera…..1762-1770
  • «Manuel de Rivera……..1770-1777
  • «F» Francisco Avance Cobos…..1777-1803
  • «M» Mariano Rodríguez………1784-1801

La lista de ensayadores ha sido corroborada por el libro de Carlos A. Elizondo Jr, «Eight Reales and Pesos of the New World de 1971, San Antonio Texas.

3

Columnaria 8 Reales, 1771, Carlos III. Moneda subastada por Aureo & Calicó S.L. Auction 317, octubre 2018, lote 51, vendido por $920 USD.

La Casa de Moneda de México recibió indicaciones hasta el 19 de septiembre de 1759.  para que se ejecute nueva moneda de Carlos III. Sin embargo, esto no se haría realidad hasta el segundo semestre de 1760, (esto quiere decir hay monedas de ese año con las leyendas de dos monarcas, Fernando VI y Carlos III), el autor Antonio Deana Salmerón apunta variada información que enriquece las acuñaciones de este reinado:

Las labraciones de la Real Casa de Moneda de México del año de 1760 son de tipo columnario y son muy raras, las de Fernando Vi por ser emisiones póstumas y las de Carlos III por su corta emisión.

En las labraciones columnarias a nombre de Carlos III se observa un sensible descenso en la calidad artística de los elementos de ornato en toda la amonedación.

El canto de estas acuñaciones en las emisiones anteriores lucía con elegancia y propiedad y como es sabido era una sucesión de hojas de laurel (en el canto) de gran relieve y que le da a estas monedas un toque de distinción y la garantía de su autenticidad; en cambio en estas ultimas labraciones tal parece como incuso y no tiene el relieve deseado.

Las monedas de 8 Reales que indudablemente son las más atractivas fueron reducidas en su tamaño y por lo regular tienen un diámetro de 38mm (cuando debe ser 40mm), aunque de mayor espesor a fin de dar el peso de 27 gramos. Esto las hace lucir menos, si las comparamos con las ostentosas piezas de Felipe V y de Fernando VI que sí lucen con el arte barroco dieciochesco.

Para acuñaciones en plata (Reales) se fabricaron todos los valores consecutivamente. En oro (Escudos) se acuñaron denominaciones de 1, 2, 4, 8.

IMG_8281

Adicionalmente, durante el reinado de Carlos III de 1764 a 1772 manda a la Nueva España a  José de Galvez quien fungía como visitador real (inspector), el menciona la Casa de Moneda para tal época estaba en ruinas, con maquinaria en mal estado, siendo defectuosa, un total desastre, aunque sus operaciones al limite, lo que Madrid producía en un 1 años Mexico lo hacia en 2 meses. 

***La introducción de la nueva moneda***

Las sucesoras de estas monedas fue la «Moneda de Busto», aunque desde 1772 se mando a recoger la moneda Columnaria, resulta de interés saber que incluso para el 9 de agosto de 1815, aún se habla de la recolección de esta moneda.

La moneda Columnaria circuló en todo el mundo, si bien la de México desempeño un rol de importancia otras cecas de los Territorios de Ultramar también las produjeron con abundancia, para lograr diferencias estas monedas de lugar de fabricación diferente (ceca) se sugiere avistar la marca de ceca, que se encuentra en el reverso de la moneda a la derecha e izquierda del año.

  • “PTS” Potosí y Bolivia
  • “G”: Guatemala
  • “N R”: Columbia
  • “L M”: Lima Perú
  • “S” Santiago Chile
  • «M» (coronada), Madrid.
  • México (con una «O» encima): México.

CECAS

Durante el periodo de fabricación de la moneda Columnaria la denominación de 8 reales en España fue fabricada solo por Sevilla en 1743 y 1736 y en Madrid en 1740, el resto de los años fue abastecido por la ceca Mexicana, además se llega a segurar 95% de toda la plata mexicana era exportada. Cuando la moneda mexicana arribaba a España su valor subía, 8 reales pasaban a ser 10. 

Estadística & uso internacional de la moneda. 

El autor A. Piatt Andrew Jr, menciona: «por un largo periodo, mientras otros estados se encargaban de reducir el contenido de metal precioso en sus monedas, las monedas de los estados Españoles siguieron sin mayores cambios, por tal motivo su circulación fue exitosa en todos los rincones del mundo. […] Tan solo las Filipinas para finales del siglo XIX tenían alrededor de 40 millones de pesos mexicanos en circulación»

Columnarios de Dinamarca. Existen burdas reproducciones, más moneda de curso legal, de las piezas Columnarias amonedadas en el reinado de Christian VII de Dinamarca, acuñandose en 1771 (existen reacuñaciones de 1774) y 1777, llamadas «piastras danesas», la moneda trato de competir (infructiosamente) con la popularidad internacional de la moneda Columnaria, ostenta el Escudo de Armas de Dinamarca, Noruega y los Godos.milledOtro dato es que en el idioma Inglés a esta serie se les conoce como “Pillar Dollars o Spanish Milled Dollars

En su informe de la Nueva España Novohispana de 1794 el Oficial Mayor de la Contaduría General afirma de 1733 a 1790 se amonedan 810,905,885 pesos, en ese mismo orden de ideas agrega que para la última década del siglo XVIII entran anualmente al Tesoro Virreinal 20,000,000 de pesos.

De tal suma un 25% se consume en administración, un 20% en cargas que sufre el reino (sic), un 25% se remite a Cádiz, un 20% a las Islas, el 10% restante para gastos y remesas extraordinarias.

Para conocer más de la circulación de la moneda mexicana en otros países se invita a leer el artículo «The end of the Mexican Dollar», CLICK AQUÍ. 

No solo la moneda del cuño mexicano era de uso internacional sino también el Virreinato de la Nueva España envía fondos para el soporte de otros reinos y territorios, algo así como remesas (llamados situados en su momento), para la última década del siglo XVIII este era el reporte de exportación de moneda:

1.- Habana (Cuba) 700,000 pesos anuales.

2.- Luisiana 537,869 pesos anuales.

3.- Florida 151,031 pesos anuales (en moneda de 4 Reales).

4.- Pensacola (Florida) 5,000 pesos anuales.

5.- Santo Domingo 274,892 pesos anuales.

6.- Trinidad 200,000 pesos anuales.

7.- Filipinas 250,000 pesos anuales.

8.- Provincias Unidas (Centroamérica) 5,000 pesos anuales.

Sin embargo, en reportes diversos desglosados, la Hacienda de la Nueva España reparte en situados ultramarinos poco más de 4.5 millones de pesos. (Para conocer más de este tema CLICK AQUÍ)

IMG_0921

Durante los 39 años que se acuño la moneda Columnaria se acuñaron en plata (cifras en millones de monedas para toda denominación)

Total en plata: 441, 629, 211 

El promedio anual fue de: 11, 200,000

El año más bajo en cantidad acuñada fue 1735 con 7,937, 259

El año más alto 1770 con 13, 980, 816

***

En oro (escudos) 17,889, 014

El promedio anual fue de: 500,000

El año más bajo: 1733:   151,702

El año más alto: 1768:    933,352

En el Anuario de Estadística Fiscal del año 1911-1912 a cargo de la Sección de Estadística de la Secretaría de Hacienda se menciona el total amonedado por épocas en México, los mismos datos se rescatan de la Memoria de la Casa de Moneda, que a su vez fueron recopilados por Manuel Orozco y Berra en 1857, estos se desglosan de la siguiente manera:

Oro

Plata

Cobre

Total:

Moneda Carlos y Juana & Macuquina

8,497,950 752,067,456 200,000 760,765,406

Moneda Columnaria

19,889,014 441,629,211 461,518,225

Moneda de Busto

40,391,447 888,563,989 242,893 929,298,329

Otros datos son proporcionados por A.F. Pradeau:

Montos

Para conocer más de esta serie puede visitar este sitio. CLICK AQUÍ.

Columnarias

Si este tema ha sido de su interés se recomienda la conferencia «History of Mexican 8 Reales Silver Coins» por Ricardo de León Tallavas, en la cual se relata la cronología de emisiones de pesos (8 Reales) las monedas de mayor tamaño y valor de México desde el Virreinato hasta la Independencia, por partes o temas se dividen en:

1.- Minuto 1 a 17…Moneda Carlos & Juana, Macuquina y Galanos o de Presentación

2.- Minuto 17 a 21…Columnaria

3.- Minuto 21 a 32…Moneda de Busto

4.- Minuto 29 a 32…Circulacion de la moneda mexiana en el mundo

5.- Minuto 32 a 34…Cantidades acuñadas por periodo

6.- Minuto 34 a 44…Moneda del Mexico independiente

Bibliografía:

  • Andrew, Piatt A, (1904) The end of the mexican dollar en The Quartely Journal of Economics, May 1904, Vol. 18, No. 3 (May, 1904), pp. 321-356. Recuperado de: https://www.jstor.org/stable/pdf/1884074.pdf 
  • Bailey D. & Bailey Louis, (2014), Whitman Encyclopedia of Mexican Money, Whitman, Atlanta, Georgia.
  • Cano Borrego, P. D., (2020) Un columnario madrileño de 1729 conservado en el Museo de la Casa de Moneda de México, en Oro Información, recuperado de: https://oroinformacion.com/un-columnario-madrileno-de-1729-conservado-en-el-museo-de-la-casa-de-moneda-de-mexico/? fbclid=IwAR1oGlWNXGRIeSFtKvfAAtssepGgN1tu7FVTgAAAlESwJ7uWXNCNle53cx0
  • Casa de Moneda de México. (1989). La Casa de Moneda de México a más de 450 años. Miguel Ángel Porrua Editores, México D.F.
  • De León Tallavas, Ricardo, (2020) Seminario de Numismática Mexicana, 50 años de la Sociedad Numismática de Monterrey, 2020. Monterrey, México. 
  • Galan Medina, Manuel, (2020), Conferencia: LABRADO Y VARIEDADES DE LA MONEDA COLUMNARIA MEXICANA DE OCHO REALES, Sociedad Numismática de México, Asamblea No. 798. 
  • Lizalde Chávez, Elsa (1990), Bosquejo de historia de México y sus accidentes numismáticos, en Colección Numismática Licio Lagos. México D.F.
  • Deana Salmeron, Antonio, (2000), Las acuñaciones Columnarias a nombre de Carlos III en el Virreinato de la Nueva España, en El Boletín Numismático No. 189, octubre – diciembre 2000, Sociedad Numismática de México, México D.F. 
  • Elizondo, Carlos, (1971) Eight Reales and Pesos of the New World. San Antonio, Texas.
  • Fomento Cultural Banamex, (1976), El Real de a Ocho Primera Moneda Universal, México, D.F.
  • Maniau J, Carreno A. (1914) Compendio de la Historia de Nueva España escrito en el año de 1794 por D. Joaquín Maniau […] con notas y comentarios de Alberto M. Carreno. Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística. México D.F.
  • Orozco y Berra, Manuel, (1854) Moneda en México, en Tomo V, Diccionario Universal de Historia y Geografía. Imprenta de F. Escalante y C. [Facsímil de 1993 publicado por el Banco de México]
  • Pradeau, Alberto Francisco (1978) Numismatic History of Mexico from the Pre-Columbian epoch to 1823, with annotations & revisions by Clyde Hubbard. Sanford J. Durst. New York.
  • Proctor A. Jorge, (2019), The MXo and MX variations in the Mexican Mint Mark, en UsMexNa Journal, diciembre 2019. Scottsdale, Arizona.
  • Soria, V. M. (1994). La incorporación del apartado del oro y la plata a la Casa de Moneda y sus resultados de operación, 1778-1805. Historia Mexicana, 44(2), 269–298. Recuperado a partir de https://historiamexicana.colmex.mx/index.php/RHM/article/view/2261
  • Utberg Neil, (1963) The Coins of México, Edimburg, Texas.
  • Varios Autores, (2003) On the authencity of eight reales 1730 Mexican silver coins by X-ray diffraction and by energy dispersión spestroscopy techniques en Nuclear Instruments and Methods in Physics Research B 215 (2004) 537–544. 
  • Varios Autores (2021) La proyección global de la plata mexicana: intermediarios y latitudes en I Conversatorio de Historia Monetaria. El peso fuerte de plata: historia y perspectivas a futuro. Facultad de Economía. UNAM. Ciudad de México.

contacto

4 comentarios en “Introducción a las Monedas Columnarias

  1. Muy interesante y gracias por su información . Me encontré una moneda de 1914 un peso del caballito pero veo que se atrae A el imán y quisiera me ayudara a sacar dudas porque lo que he leído y se la plata no se atrae al imán ?

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s