Las Monedas Fraccionarias en México

 

Desde que los españoles arribaron a tierras mexicanas y comenzó a acuñar la Casa de Moneda de México en 1536 se implementó la idea del uso de moneda de un metal no precioso para la gente con menos recursos, en aquellos años los maravedíes en denominaciones de 2 y 4 eran en cobre y eran más que nada para los indios los cuales despreciaron esta moneda.

Las monedas de cobre regresarían en 1814 cuando el virrey Calleja ordeno la acuñación de monedas de cobre de 2/4 de real y 1/4 real para abatir la circulación de moneda local como fichas. Estas monedas solo se acuñarían en 1814, 1815 y 1816 en ambas denominaciones. En 1821 se acuño la moneda de 2/4 por ultima vez, todas en la ceca de la Capital.

Podríamos enumerar los tipos de moneda de cobre fraccionaria por épocas de la siguiente manera:

1.-Época colonial (maradevies)

2..-Independencia (1/4 y 2/4 de real)

3.-México independiente, cobres estatales y federales (1828 a 1866)

-Considerando únicamente el sistema real/escudo-

En el Imperio de Agustín de Iturbide se autorizó la acuñación de monedas de cobre de 1/32, 1/16, y un ¼ de real, no existen evidencias de estas monedas.

La Guerra de Independencia y el Imperio de Iturbide dejaron una gran deuda a la Republica que fue estirada incluso hasta tiempos de Juárez.

A lo largo del Siglo XIX hubo aproximadamente 75 gobiernos de 1824 a 1876, la constante pugna de poder por conservadores, liberales, centralistas y federalistas crearon gran  inestabilidad. Los estados de México que generalmente se encontraban en estado de bancarrota o se aproximaban a ello vieron como una solución a sus finanzas la acuñación de moneda de cobre fiduciario, es decir cuyo valor facial no era más que una fracción del valor monetario, esto llego a ser una excelente manera de recaudar recursos con moneda de 1/16, 1/8 y 1/4 de Real que además ayudo a solucionar la escasez de circulante en denominaciones pequeñas.

fraccionaria_2

Antes de la implementación de las cuartillas y octavos se utilizaban tlacos en transacciones de ½ real o menos, esto más que nada en tiendas de alimentos (aun así los tlacos y pilones no dejaron de existir a lo largo del siglo XIX y convivieron con las cuartillas y octavos). El tendero se aprovechaba de su cliente al entregarle o recibir tlacos ya que el valor de esta moneda provisional fluctuaba (su valor no era fijo) y no tenía respaldo. El tlaco era utilizado principalmente en  provincias y pueblos rurales este se solía elaborar  en cobre ya que era de mejor calidad y dureza que el barro, arcilla, cartón, madera etc., (aunque hay excepciones).

Cuando se empezó a acuñar moneda fraccionaria legal de cobre y otros metales industriales esta se falsificaba fácilmente por los llamados “monederos falsos” de 1830 a 1840 en la Ciudad de México se creía que había más moneda falsa que original. Algunas autoridades decían que la solución de este problema de falsificación era la amortización de la moneda de cobre el problema de esto es que al amortizar la moneda no se descartarían los ejemplares reales de los falsos por lo que se validaría toda la moneda.  Para el año de 1836 muchos comercios solo aceptaban la moneda fraccionaria de Zacatecas, de la capital  y San Luis Potosí por ser la mejor posicionada y la de mejor calidad (en cuestiones de acuñación).

Como dato curioso en 1837 las autoridades de la ciudad de México capturaron una banda de “monederos falsos” en la colonia de Tacubaya, la maquinaria utilizada en dicha casa de moneda ilegal era tan buena que algunas partes de llevaron a la Casa de Moneda de la Ciudad de México para su empleo legal.

Los diseños de la moneda fraccionaria del siglo XIX eran variados y algunos eran de baja calidad ya que no todas las casas de moneda tenían la misma maquinaria. Es importante mencionar que las leyendas en las monedas varían por ejemplo hay cuartillas fechadas en un solo año que mencionan diferentes leyendas algunas por error en el troquel o maquinaria, o bien por cambio de ideales, jefes políticos, etc. ejemplo:

Las cuartillas de Jalisco dicen “Estado Libre de Jalisco”, “Departamento de Jalisco” o “Estado Libre” casos como estos se presentan en casi todas las cecas.

fraccionaria_1

.El objetivo de este tipo de amonedación fue poder proporcionar a los ciudadanos un medio de pago de acuerdo a sus necesidades diarias, algunas monedas no eran tomadas por el valor que ostentaban es decir por diversos motivos algunos lugares tomaban ¼ de real como si fuera 1/8. También se acuñaron pequeñas cuartillas de plata de 1842 a 1863 en diferentes cecas. El uso de estas monedas se descontinuo con la entrada gradual del sistema decimal en México por lo que el futuro de estas monedas fueron los centavos 1, 2, 5, 10, 20, 25,50 etc.

Durante el periodo de 1824 a 1837 el gobierno federal autorizo a las casas de moneda de la provincia acuñar moneda de cobre, el propio gobierno central comenzó a hacerlo desde 1829. Esta medida no resulto correcta y en 1837 por la gran proliferación de moneda de cobre en variados tamaños, denominaciones, diseños cecas además de falsas y verdaderas el pueblo les perdió la confianza y dejo de aceptarlas haciendo como se mencionó líneas atrás descuentos del valor de la moneda, en 1837 se ordena dejar de acuñar moneda de cobre fiduciaria aunque al poco tiempo se derogo esta ley y se continuó acuñando moneda de cobre hasta la entrada del sistema decimal décadas después.

  1. 16

La Moneda de 1/16 de Real o medio octavo fue acuñado únicamente por el estado de Jalisco y por el Gobierno Federal.

  • Jalisco: En 1860 y 1861, el primer año como “Departamento de Jalisco” y el segundo como “Estado Libre de Jalisco” son monedas en cobre.
  • República Mexicana: Mientras tanto las acuñaciones por el Gobierno Federal son en cobre y latón, el primer metal en 1831, 1832 y 1833. En el segundo metal en 1833 y 1836.

Las variedades son normales en el último digito por re-utilizarse los troqueles. Esta denominación es de las más pequeñas en valor, se usaba más que nada en pequeñas transacciones. Por su constante uso, poca acuñación y otros factores hoy en día son monedas muy escasas.

5

 

8

Las monedas de 1/8 de Real u octavo de real son más abundantes siendo acuñadas en variados diseños por multitud de estados de la Nación. A continuación se enlistan los estados con sus respectivas características.

1833 y 1834 como “Estado Soberano de Chihuahua” en cobre.

1855 como “Estado de Chihuahua”

Ambos diseños en cobre.

 

  1. Durango

1824, 1828, 1833, 1842, 1845, 1846, 1847, 1851, 1852 1854.

Existen variados diseños, todas las monedas son en cobre.

 

  1. Guanajuato

1829, 1830, 1856, 1857, este último año existe en cobre y latón. Existen varios diseños.

 

  1. Jalisco

1828, 1831, 1832, 1833, 1834, 1856, 1857, 1858, 1861, 1862

Primero como “Estado Libre de Jalisco” de 1858 en adelante como “Departamento de Jalisco” son monedas de cobre.

  1. Estado de Occidente.

Estas monedas tiene una gran e interesante historia, conózcala haciendo CLICK AQUÍ.

Se acuñan en 1828 y 1829 en cobre.

  1. San Luis Potosí.

1829, 1830, 1831, 1859, 1865.

 

  1. Sonora

Como “Estado Libre y Soberano de Sonora” solo se acuña en 1859.

Los octavos de Zacatecas y los del Gobierno Federal fueron los más utilizados y populares en todo el país.

1825, 1827, 1829, 1830, 1831, 1832, 1833, 1835, 1846, 1851, 1852, 1858, 1859, 1862, 1863.

 

  1. Gobierno Federal (República Mexicana) acuñados en la Ciudad de México.

Modulo pequeño: De 1829 a 1835.

Modulo grande: 1841, 1842, 1850, 1861

7

Es común encontrar errores en estas monedas, como ejemplo en el octavo de 1829 de Guanajuato se lee el nombre “GUANJUATO”, o en el octavo de 1863 de Zacatecas el número “6” de la fecha está al revés.

 

4

Conocidas como cuarto de real, cuartilla o “quarto” fueron probablemente la denominación más utilizada a lo largo del Siglo XIX.  A continuación se enlistan por estado y año.

  1. Chihuahua

Como “Estado Soberano de Chihuahua” 1833, 1834, 1835.

Como “Estado Libre de Chihuahua”1846.

Como “Estado de Chihuahua” 1854, 1855, 1856

Como “Departamento de Chihuahua” 1855

 

  1. Durango

1845, 1858, 1860, 1866, 1872

En estas cuartillas cambia más que nada la leyenda junto a la denominación, como “Constitución”, “Libertad en el orden”, “Independencia y Libertad”, “Sufragio Libre”  muestra de los mensajes conservadores o liberales que desean dar a conocer las autoridades en el poder a los ciudadanos.

 

  1. Guanajuato o Guanaxuato

1828, 1829, 1856, 1857

 

  1. Jalisco

Como Estado Libre de Jalisco 1828 a 1835, 1858, 1861, 1862

Como Departamento de Jalisco 1836, 1858, 1859, 1860

 

  1. San Luis Potosí.

Como Estado Libre de San Luis Potosi: 1828, 1830, 1832, 1859, 1860, 1862

Como Estado Libre y Soberano de San Luis Potosi: 1867

 

  1. Sinaloa

1847, 1848, 1859, 1861, 1862, 1863, 1864, 1865, 1866 todas en cobre, el primer año se encuentra en cobre y laton.

 

  1. Sonora

Como Estado de Sonora 1832 a 1836

Como Estado Libre y Soberano de Sonora 1869, 1861, 1862, 1863

 

Los cuartos de real de Zacatecas y los del Gobierno Federal fueron los más utilizados y populares en todo el país.

 

Como Estado Libre y Federal de Zacatecas: 1824 a 1830 (excepto 1828) 1830 a 1835 (excepto 1834) 1846, 1847, 1852, 1853, 1855, 1858, 1859, 1860, 1862, 1863, 1864

Como Departamento de Zacatecas: 1836 y 1846

 

  1. Gobierno Federal (República Mexicana) acuñados en la Ciudad de México.

1829 a 1837 en cobre

1831 en laton.

6

Nota: No se abrevian nombres, en las monedas si aparece incompleto o abreviado el nombre. Ejemplo:

Estado=ESTO

San Luis Potosí: S.L. Potosi

Soberano: SOBO

Libre: LIB.

 

Por las características del cobre  y los años de circulación de las monedas es normal encontrar estos ejemplares en condiciones bajas y con gran desgaste.

Los ejemplares con brillo son muy cotizados.

A diferencia de las acuñaciones en plata en la moneda fraccionaria la acuñación es débil, las zonas altas presentan desgaste desde que se acuñaron y no todos los detalles son visibles.

La mayoría de los diseños son patrióticos haciendo alusión a la libertad, la democracia y la ley.

Fuente:

1963, Coins of Mexico, Utberg Neil

1981, Standard Catalog of Mexican Coins, Colin R, Bruce II & Dr. Geo. W. Vogt, Krause

1998, La Moneda en México 1720-1920, Batiz Jose Antonio

Imágenes: Heritage Auctions

contacto

Anuncios

2 comentarios en “Las Monedas Fraccionarias en México

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s